Tomás Baeza, Application Engineer de Hitachi Energy, destaca la contribución que realiza la tecnología SVC Light Enhanced para estabilizar la operación de las redes eléctricas ante la mayor flexibilidad que se genera por el mayor ingreso de energía renovable variable, principalmente solar fotovoltaica y eólica.

El ejecutivo afirmó que este tipo de soluciones son una respuesta tecnológica a los procesos de descarbonización en la matriz energética global, donde «las redes eléctricas están sometidas a una presión cada vez mayor debido al efecto desestabilizador que provoca el retiro de servicio de los generadores síncronos en el desmantelamiento de las plantas de energía convencional (tales como carbón, gas, nuclear) así como también a la penetración de la energía renovable variable, la que a menudo es intermitente e impredecible como son la fotovoltaica y eólica».

Caaracterísticas

«Estos cambios en la generación hacen que la red sea más susceptible a las perturbaciones de tensión y frecuencia, que conllevan a un mayor riesgo de inestabilidad o incluso el colapso total del sistema», explica Baeza.

Según el ejecutivo, la tecnología SVC Light Enhanced,  lanzada el año pasado por Hitachi Energy, «es una solución pionera que proporcionará una gran contribución a la estabilidad de red de próxima generación, pues ayudará a la integración de la energía renovable en el sistema energético, dando soporte a los nuevos usos y de rápido crecimiento para la electrificación libre de emisiones, que van desde la alimentación de los centros de datos hasta la movilidad sostenible».

La solución se combina en un dispositivo diversas tecnologías de calidad de energía y estabilización de la red, estando también integrado por un SVC Light Statcom, que incorpora almacenamiento de energía por supercondensadores.

A través de la tecnología VSC (Voltage Source Converter) multinivel, este equipo proporciona potencia reactiva capacitiva e inductiva para el control rápido e inteligente de la tensión. Al mismo tiempo, es capaz de rápidamente inyectar o absorber potencia activa en supercondensadores, lo cual brinda al sistema una inercia sintética para la estabilización de la frecuencia.

Otra característica es el esquema de control llamado GFC (Grid Forming Control), el cual mejora la sincronización del Statcom con la red, «donde el VSC es capaz de crear y mantener la forma de onda de la tensión en el punto de conexión, otorgando extra-estabilidad al sistema cuando más lo necesita, vale decir, durante fallas en condiciones débiles de la red».

«El GFC permite emular la velocidad y comportamiento de una máquina síncrona, en cuanto a la contribución instantánea de corriente de cortocircuito, esencial para aumentar la potencia de cortocircuito, y por tanto la fortaleza de la red eléctrica», expone.

Y explica: «La penetración masiva de energías renovables en Chile (en su mayor parte eólica y solar), como parte de un ambicioso plan de descarbonización, es un gran bloque de potencia activa que va a necesitar una buena cuota de energía reactiva, aumento de corriente de cortocircuito e inercia, ya que las renovables aportan muy poco, o nada en cuanto estas variables se refiere. La red se está volviendo más débil y esto deberá ser solucionado en el futuro próximo».

Por ello resalta que la tecnología SVC Light Enhanced ayuda precisamente a combatir esta problemática: «Estabilizar la tensión y la frecuencia de la red, aumentando su fortaleza y robustez con un solo equipo, capaz de cubrir un bloque bastante más grande comparado con los del mercado».