La sequía de los últimos años le pasó la cuenta a la generación bruta de las centrales hidráulicas convencionales durante 2021, pues tuvo una variación negativa de -30,1% respecto a 2020, alcanzando una participación anual de 17,8%, versus el 27% anotado por las Energías Renovables No Convencionales y el 55,2% de la termoelectricidad, según indican los datos del reporte mensual de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.).

Las cifras del documento gremial indican que la variación de la generacion de centrales hidráulicas de pasada bajó -20,1% entre 2020 y 2021, mientras que la de embalse disminuyó -41,4%. Ello provocó una participación anual de 9,8% para las primeras instalaciones, y de 8% para las segundas.

Las centrales mini hidro también fueron afectadas, registrando una variación anual negativa de -19,9%, lo que se tradujo en una participación de 2,5% en 2021.

El aumento de la generación ERNC entre 2020 y 2021, fue de 26,9%, con la correspondiente participación de 27% en la generación bruta del año pasado. Esta fue encabezada por las centrales solares, que tuvieron una variación anual de 36,7% y una participación de 13,1%, mientras que los parques eólicos lo hicieron en 34,1% y 8,9%, respectivamente.

La generación térmica, finalmente, obtuvo una participación de 55,2%, con una variación de 14,5% entre 2020 y 2021, siendo encabezada por el carbón, con 34,5% de participación, pese a la variación negativa, de -9,6%, que tuvo entre el año pasado y 2020. El gas natural, por su lado, anotó una participación de 17,8%, con una variación positiva de 89% entre 2020 y 2021, mientras que el petróelo diésel creció 356,7%, con una participación de 2,3% en la generación bruta del año pasado.