Una serie de ventajas identificó el estudio «Evaluación técnico-económica implementación bus de hidrógeno en Sistema de Transporte Metropolitano», realizado por la Universidad Católica con el apoyo del Ministerio de Energía y Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, entre las cuales se destaca la mayor disponibilidad que tendrían los buses de hidrógeno en comparación a los eléctricos, en el sistema de transporte de Santiago.

«Al comparar los buses de hidrógeno respecto a los buses eléctricos de batería, los primeros poseen una ventaja en términos de tiempo en ruta, ya que los buses de hidrógeno tardan entre 10 a 20 minutos en ser cargados por completo, no así los buses eléctricos de batería, los cuales pueden tomar entre 2 a 3 horas, dependiendo del estado de carga. Lo anterior genera que los buses de hidrógeno puedan estar disponibles hasta un 28% más tiempo que los buses eléctricos de batería», indica el estudio.

La investigación demostró la factibilidad técnica de la implementación de buses de hidrógeno en el Sistema de Transporte Público Metropolitano RED, específicamente en el recorrido 506, 424 y 104, concluyendo que la implementación de este tipo de vehículos «no afecta a la velocidad media del recorrido», debido a que la potencia de los motores eléctricos de los buses de hidrógeno disponibles comercialmente superan los requerimientos de potencia del recorrido, por lo que «la velocidad a la cual se desplazarían los buses de hidrógeno será similar respecto a la velocidad actual, no afectando así la velocidad media del servicio».

«Recorridos con una gran demanda energética debido a su distancia como también a su pendiente, tal como es el caso del servicio 506, generan que los requerimientos de hidrógeno alcancen los 9 kg. En el caso del recorrido 424 y 104 los consumos de hidrógeno son cercanos a 2 kg, lo cual podría ser favorable en la implementación de un piloto, ya que se reducen considerablemente las cantidades de hidrógeno requeridas», detalla el documento.

Otro punto importante es que la elección de un bus a hidrógeno para el transporte en Santiago debe considerar las características particulares de cada recorrido, como -por ejemplo- en las pendientes que existan.