«Durante el 2021 fueron aprobados también más de 8.700 MW de capacidad de generación en nuevos proyectos por el SEIA, equivalente a una inversión sobre los 10.000 millones de dólares. De estos, más del 99% (8.690 MW) de la capacidad correspondieron a fuentes de generación renovable, récord histórico en la capacidad aprobada. Cabe destacar que, a diferencia de años anteriores, esta capacidad está repartida en más de 215 proyectos diferentes de generación renovable y sólo 1 de térmica, lo que es consistente con el proceso de transición energética».

Así lo indica el primer boletín mensual del mercado eléctrico, que elabora Generadoras de Chile, en cuya editorial se destacaron los principales hitos del sector energético, donde se contó con la participación de este gremio, como la continuación del proceso de descarbonización, el desarrollo de la Política Energética de Largo Plazo, el trabajo en el Comité Asesor por la Acción Climática y la actualización de la Estrategia Nacional de Electromovilidad.

Desafíos 2022

Uno de los principales desafíos de este año identificado por el gremio es «asegurar el suministro eléctrico ante una nueva realidad energética local y global. Los efectos conjuntos de una sequía extrema prolongada como parte de los impactos ya visibles de la crisis climática, y la disrupción energética global producto de la pandemia, presentan una compleja realidad para 2022 con posibles escenarios de riesgo para la  seguridad del sistema».

«A esto se suman desafíos claves para el sector como la urgencia de asegurar las condiciones habilitantes para la transición energética. Estas son una mayor capacidad de transmisión, flexibilidad y almacenamiento, que viabilicen la integración masiva y eficiente de más generación renovable. Estos factores son cruciales para continuar con el retiro responsable de las centrales a carbón, y acelerar la electrificación de la demanda de energía en transporte», se indica.

También se menciona la llegada del nuevo gobierno en marzo próximo, señalando que «estaremos muy atentos a las propuestas que las nuevas autoridades tengan para nuestro sector, buscando como siempre  aportar con nuestra visión y propuestas de acción para avanzar hacia un Chile carbono neutral, promoviendo el desarrollo sostenible de la sociedad y la industria a través de la electricidad y la adopción de energías renovables».

«Tal como ha sido enfatizado en el proceso constituyente y en el programa del Gobierno recién electo, los desafíos sociales y ambientales seguirán teniendo gran relevancia a la hora de insertar los proyectos en los territorios. Por ello, la industria de generación continuará desarrollando estándares de relacionamiento temprano con las comunidades cercanas a los proyectos y con especial énfasis en aquellos territorios habitados y/o pertenecientes a pueblos originarios», sostiene la asociación.