Lipigas manifestó su disponibilidad a participar y aportar en lo que sea necesario durante el proceso de discusión legislativa que implica el proyecto de ley que busca regular el mercado del gas, señalando que espera un debate técnico y objetivo, especialmente en lo que respecta a la venta de gas licuado envasado en cilindros.

Según lo informado por la empresa, «teniendo en cuenta que la industria del gas es compleja y tiene múltiples actores, como sindicatos, distribuidores, operadores, choferes, personal de emergencia y, en especial, los consumidores de gas en cilindro, entre otros, que podrían verse afectados por el proyecto de ley».

«Lo más importante es defender el interés de los consumidores y no generar en ellos falsas expectativas. Por ello, esperamos que se analicen con argumentos técnicos los reales efectos de las medidas propuestas, como, por ejemplo, la de impedir a los distribuidores mayoristas vender al cliente final. Sacar actores del mercado no aumenta la competencia, sino que la disminuye», señaló la compañía mediante un comunicado público.

También indicó que, como el precio local depende del precio internacional, «una manera de amortiguar las alzas sería recurrir a un fondo de estabilización del precio del gas, tal como existe para la bencina o el petróleo diésel».