Transelec firmó un convenio con la Fundación Núcleo Nativo, la que trabaja desde 2014 en la restauración ecológica y social en distintas zonas del país y ha logrado regenerar más de 150 mil árboles nativos en la zona centro sur y sur del país.

El acuerdo contempla realizar el rescate de árboles nativos en el sector del Sitio Prioritario Río Maullín, a través de un grupo de mujeres adultas mayores pertenecientes a las comunidades de Los Queñes, Salto Chico, Salto Grande y Pargua, en la Región de Los Lagos, quienes serán capacitadas por la Fundación Núcleo Nativo para la colecta de semillas y plántulas.

Para ello se considera la colaboración de al menos cinco viveristas y cinco recolectoras, quienes participarán durante las cuatro etapas del plan: colecta de semillas y plántulas; tratamiento; siembra de los viveros y aclimatación. Con esta acción se espera contar al menos con 55 mil plantas de diferentes especies destinadas a recuperar el bosque nativo y fortalecer la biodiversidad local.

“Para nosotros es fundamental concretar nuestros proyectos de forma responsable con el medio ambiente y trabajando de la mano con las comunidades. Es por ello que decidimos firmar este convenio con la Fundación Núcleo Nativo, quienes nos ayudarán con la tarea de reforestar la zona junto a mujeres que viven en las cercanías de nuestros proyectos con conocimientos de flora nativa ancestrales y una profunda conexión con la naturaleza”, destacó Eloisa Sánchez de Transelec.

Por su parte Álvaro Sandoval, presidente de Núcleo Nativo, contó que “las viveristas que forman parte de nuestra fundación desarrollan un vivero a pequeña escala en sus hogares, lo que les permite cultivar un oficio que les aporta tanto en su desarrollo personal como económico, y el acompañamiento técnico que entregamos tiene como objetivo empoderarlas como agentes vitales de los procesos de restauración de su entorno nativo”.

Entre otras acciones que realiza la fundación están la propagación de árboles nativos en viveros de mujeres adultas mayores de zonas rurales, y la realización de charlas y talleres en escuelas básicas para incorporar a las nuevas generaciones en el cuidado medioambiental.

El plan de reforestación está diseñado dentro de las medidas del proyecto Tineo – Nueva Ancud que busca construir una nueva línea de transmisión para beneficiar principalmente a la provincia de Chiloé y que actualmente se encuentra en proceso de evaluación ambiental ante el SEIA.