La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) realizó un balance del desempeño de las empresas eléctricas del país, el cual, entre sus principales conclusiones, arrojó que durante el período enero a noviembre de 2021 aumentó en 41 minutos el tiempo en que los hogares chilenos no contaron con suministro eléctrico, llegando a un Saidi país promedio de 11,80 horas.

Este índice permite registrar el tiempo promedio en que la ciudadanía se encuentra sin servicio eléctrico, durante un período determinado. «Si bien la cifra país aumentó un 6,3% durante año pasado, logra ubicarse como el tercer mejor desempeño histórico desde la implementación de este sistema, superado por las 11,04 horas del 2018 y las 11,11 horas de 2020, también de enero a noviembre», señala el organismo fiscalizador.

El superintendente Luis Ávila sostuvo que “si bien las horas sin luz del año 2021 se encuentran entre los mejores registros de la historia de nuestro país, no nos parece un resultado positivo, por lo que seguiremos monitoreando que las labores desarrolladas por las compañías les permitan avanzar, nítidamente y en el corto plazo, tanto en la continuidad como la calidad del servicio que reciben los hogares del país, ya que sabemos que esto implica una condición necesaria para un mayor bienestar”.

El titular de la SEC añadió que, por lo mismo, estarán atentos a la ejecución de los 62 planes de acción ya instruidos a las empresas, muchos de los cuales ya están en ejecución, los que deben cumplir con las disposiciones y protocolos exigidos por la normativa vigente. Estos planes se relacionan directamente con mejoras en el desempeño en las zonas específicas donde los resultados no han sido los mejores.

Nuevos desafíos

 

Ávila destacó que “vemos que cada día aumenta la demanda por energía eléctrica, lo que representa nuevos desafíos para la Industria, la que debe estar a la altura de estas nuevas exigencias. Si bien existe evidencia objetiva que muestra que el sector va por el camino correcto y el desempeño logrado en Chile destaca en Latinoamérica, aún estamos distantes de los estándares de países desarrollados, lo que no sólo incluye un suministro continuo y seguro, sino también una atención y entrega de información a los clientes oportuna y de calidad”.

Al analizar las cifras por región, las que presentaron un peor desempeño durante el período enero a noviembre del 2021 son Tarapacá, con un promedio de 25,16 horas sin luz por cliente, Araucanía, (24,11 horas) y Maule (22,75 horas). Por el contrario, las regiones que mejor servicio tuvieron en estos 11 meses, fueron la Metropolitana (6,77 horas), seguida de Valparaíso, (7,07 horas) y Coquimbo, con 9,28 horas promedio, todas ellas debajo de la media que fue 11,80 horas.