Latinoamérica se convierte en la nueva región de negocios de Vestas, la cual acaba de entrar en funcionamiento, bajo el mando de Eduardo Ricotta. Esto es parte del anuncio de la empresa, que se enmarca en el compromiso del mayor fabricante mundial de aerogeneradores de acelerar la implementación de energías renovables a nivel mundial.

La nueva estructura mejorará el enfoque y la proximidad a los clientes en Latinoamérica y da fe de la eficiencia de la región en la diversificación de su matriz eléctrica con un aumento en la representación de las fuentes de energía renovables.

 “La nueva configuración global de Vestas sigue el ritmo del crecimiento de Latinoamérica en la instalación de energía renovable y solidifica nuestro compromiso de fabricar e instalar soluciones masivas sostenibles a largo plazo. Tenemos el deber de contribuir directamente a la descarbonización del planeta y continuaremos apoyando a nuestros clientes en sus estrategias sustentables para la generación de energía sostenible y competitiva en Latinoamérica”, dijo Eduardo Ricotta, presidente de Vestas en Latinoamérica.

En los últimos años, la empresa ha incrementado la inversión en proyectos eólicos dentro de la región. El año pasado, la compañía completó el montaje del primer parque eólico a gran escala de Colombia, La Guajira, con 10 turbinas V100-2.0 MW.

En Chile, Vestas fue pionera en la generación de energía eólica en 2001 y es líder del mercado con una participación de mercado del 30%. Recientemente, la empresa montó un parque eólico con 273 MW de capacidad instalada, uno de los proyectos eólicos más grandes de Chile. En Argentina, la empresa posee la mitad de la capacidad instalada del país y firmó un nuevo contrato para aumentar 81 MW en un parque existente, con un contrato de operación y mantenimiento a 20 años.

Vestas tiene 10,7 GW de capacidad eólica instalada en América Latina, con 3.200 aerogeneradores distribuidos en 19 países de la región. Miles de aerogeneradores ya instalados en países como Brasil, México, Argentina, Chile, República Dominicana, Perú y Colombia están generando energía sostenible en este momento. Y su nueva estructura ayudará a impulsar aún más el crecimiento en una región prometedora, en línea con el propósito global de acelerar la transición energética y apoyar el desarrollo de una economía baja en carbono.

Con la nueva estructura organizacional, Eduardo Ricotta reportará directamente al CEO global de la compañía, Henrik Andersen.