Ocho son los principales hitos de 2021 que identificó Systep Ingeniería en el sector eléctrico, dados a conocer en su último reporte mensual, los cuales también plantean desafíos a considerar durante el próximo año, tanto en generación como en transmisión y distribución.

Según el documento de la consultora, el primer hito de este año ha sido el récord de precios bajos en la licitación de suministro a clientes regulados 2021/01: «El bajo nivel de precio alcanzado muestra un verdadero hito desde que se instauró el esquema de licitaciones en 2005. Nuevamente, la mayoría de las ofertas adjudicadas están respaldadas por nuevos proyectos fotovoltaicos y eólicos. Este desarrollo renovable es necesario complementarlo con capacidad adicional que otorgue flexibilidad al sistema y energía gestionable, desafío que no es exclusivo de los clientes regulados, sino que de todos los participantes del mercado eléctrico».

También se menciona al inminente agotamiento del fondo de estabilización PEC: «Según las cifras publicadas por la CNE, el límite debiese alcanzarse a mediados de 2022, lo cual llevaría a un alza en los precios de la energía para el segundo semestre del próximo año. En cuanto a los pasos a seguir, la autoridad deberá definir si propone un nuevo mecanismo de estabilización, el cual tendrá el difícil desafío de mantener la cadena de pagos, recuperar los saldos acumulados y, al mismo tiempo, proteger tanto a los clientes vulnerables como a los nuevos proyectos de generación».

Otro acontecimiento sectorial son los atrasos en procesos tarifarios de distribución y transmisión: «Se espera que los respectivos Decretos entren en vigencia durante 2022, lo que impactará en las tarifas eléctricas. Ambos estudios presentan modificaciones relevantes con respecto a los procesos anteriores. Por un lado, el actual proceso de valorización de transmisión es el primer estudio bajo la nueva Ley de Transmisión y cuenta con una tasa de 7% después de impuestos. Además, los resultados hasta la fecha muestran una baja en la valorización de dichos activos. Con respecto al proceso VAD, este es el primer proceso que incorpora los cambios introducidos por la Ley Corta de Distribución tales como la nueva tasa de interés (6% después de impuestos), la eliminación del estudio realizado por las empresas y la definición de una mayor cantidad de áreas típicas».

Además, se encuentra la estrechez de generación en el Sistema Eléctrico Nacional: «Por otro lado, el estudio mensual de seguridad de abastecimiento publicado por el CEN estima que bajo condiciones de baja disponibilidad hidráulica (hidrología 1968-1969), en los meses de junio y julio de 2022 la tasa de consumo diésel podría superar en tres veces a la capacidad máxima de reposición de dicho combustible, lo cual comprometería la seguridad de abastecimiento del SEN. Por tanto, el CEN tendrá que impulsar medidas para asegurar la operación adecuada del sistema eléctrico».

La posible extensión de Ley de Servicios Básicos es otro hito señalado por Systep:  «Al estar próximo a cumplirse los plazos de vigencia de la ley de servicios básicos, el pasado 22 de diciembre fue aprobado por la Cámara de Diputados un proyecto de ley que extiende su vigencia por otro año más, sin embargo, tras indicaciones ingresadas por parlamentarios este deberá volver a la Comisión de Economía. Por otro lado, el gobierno propone un proyecto de ley que promueve terminar con la deuda por medio de un sistema tripartito, donde participarían los deudores, las empresas y el propio Ejecutivo. La realidad es que la deuda deberá ser pagada eventualmente, por tanto, es importante que se promuevan medidas en el corto y mediano plazo para que los consumidores morosos puedan saldar adecuadamente sus cuentas».

El sexto hecho relevante para el sector son los avances en Hidrógeno Verde: «Fruto de la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, a la fecha la Región de Magallanes ya cuenta con 4 proyectos de hidrógeno verde, donde entre los principales se encuentran “Haru Oni” de HIF, “NH Energy” de Austria Energy y “H2 Magallanes” de Total Eren; el primero ya comenzó sus obras en septiembre de este año, contempla una inversión de US$51 millones de dólares y planea producir 350 toneladas de metanol y 130.000 litros de eCombustible hacia fines de 2022; en cambio, el resto de los proyectos aún se encuentra en etapas preliminares de desarrollo».

A juicio de la consultora también está la exitosa licitación de línea HVDC Kimal – Lo Aguirre: «El proceso de licitación de los derechos de ejecución y explotación de la línea de transmisión en HVDC Kimal – Lo Aguirre culminó de forma exitosa con la adjudicación al “Consorcio Yallique”, conformado por las empresas ISA Inversiones Chile SpA, Transelec Holdings Rentas Limitadas y China Southern Power Grid International (HK) Co. Limited. La propuesta presentada contempla un Valor Anual de Transmisión por Tramo (VATT) de US$116,3 millones, valor inferior al valor máximo de ofertas (US$177 millones)».

Finalmente,  se encuentra la aceleración plan actual de descarbonización: Respecto a esta materia, se discuten en el Congreso dos proyectos de ley, uno que prohíbe las centrales de carbón para fines de 2025 y otro que prohíbe desde 2030 la inyección de energía eléctrica proveniente de combustibles fósiles al Sistema Eléctrico Nacional. Diversos estudios señalan que, en el contexto actual, al año 2025 el sistema eléctrico no estará preparado para cerrar la totalidad de las centrales a carbón, y menos para prescindir en 2030 de la generación en base a combustibles fósiles. Por tanto, los legisladores deberán situar la descarbonización en un horizonte de tiempo que permita la operación segura del sistema eléctrico».