El ministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, se refirió a los resultados del informe final sobre el mercado del gas que elaboró la Fiscalía Nacional Económica (FNE), señalando que sus propuestas están en sintonía con la iniciativa legal que alista el gobierno para reformar el sector.

“Las recomendaciones del informe de la Fiscalía Nacional Económica, son coincidentes con el contenido del proyecto de ley que ya hemos preparado como Gobierno y que esperamos ingresar al Congreso muy prontamente. Ese proyecto va a aumentar la competencia en el mercado del gas, para ojalá reducir sus precios y así ir en beneficio de las familias chilenas”, afirmó la autoridad.

Lipigas

Tras conocer el informe de la FNE, la empresa Lipigas comunicó que las recomendaciones realizada van en el sentido contrario para aumentar la competencia y, por ende, beneficiar a los consumidores del mercado.

“En cuanto al diagnóstico, por ejemplo, la FNE habla de un sobreprecio de 15% en el gas a nivel de la industria, lo que es errado. En el caso de Lipigas, el error es aún mayor, ya que en su cálculo la Fiscalía solo incorpora una porción menor de los costos reales y no considera inversiones de la empresa que van en beneficio de los consumidores, como el desarrollo de terminales marítimos para garantizar la seguridad energética, la modernización de plantas de envasado, la inversión en flotas de camiones modernos que dan continuidad al suministro, el desarrollo de logística avanzada y la digitalización de procesos para mayor eficiencia, entre otros costos e inversiones, informó la compañía.

“De hecho, la compañía invierte más de 30 mil millones de pesos al año en el negocio de GLP, lo cual la FNE tampoco considera. El problema es que el diagnóstico errado de la FNE genera falsas expectativas de una rebaja de precio, el que en Chile depende del precio internacional del gas, y lleva a medidas que podrían dañar a las personas”, agregó.

En cuanto a la recomendación de la FNE de sacar a los mayoristas de la distribución minorista, Lipigas indica que esta medida perjudicará a los consumidores: “Eliminar actores del mercado no aumenta la competencia, sino que la disminuye. Sobre todo, si se saca a actores que pueden cobrar menos, porque son más eficientes. Como muestran los datos, los cilindros vendidos por distribución directa de Lipigas son más baratos que aquellos distribuidos actualmente por terceros minoristas y ofrecen una mejor calidad de servicio a los consumidores. El mejor camino para cumplir los objetivos de la FNE es que se mantenga la distribución directa de las empresas de gas en convivencia con los distribuidores multimarca, lo que les daría a las personas más opciones entre las cuales elegir”.

“Sabemos que el precio del gas ‒y el aumento en los precios en general‒ está afectando el bolsillo de las familias, lo que nos preocupa y nos ha llevado a desarrollar soluciones como un servicio sin delivery llamado LipiVecino, que permite ahorrar 3.000 pesos por una carga de 15 kilos. Pero el verdadero problema de fondo es que el precio internacional del gas ha subido más del doble en los últimos 12 meses y a menos que se tomen medidas al respecto los precios seguirán presionando a los actuales y futuros actores de la industria, además de los consumidores”, se añadió.