CAP, integrada desde la exploración y producción de hierro hasta la fabricación y procesamiento de aceros de alta calidad abasteciendo al sector minero, de la construcción y la energía tanto en Chile como en otros países de Sudamérica, resultó adjudicataria de un fondo de Corfo por US$3,6 millones para el desarrollo de un proyecto prototipo de producción de hidrógeno verde en su compañía siderúrgica de Huachipato, en la región del Biobío.

La propuesta, denominada “H2V CAP”, busca implementar una planta de hidrógeno verde mediante la instalación de electrolizadores por una potencia de hasta 20 MW, para una producción de 1.550 toneladas de hidrógeno verde al año y reducción de emisiones en CO2 en aproximadamente 161.000 toneladas.

Medidas

El gerente general de CAP, Julio Bertrand, señaló que “como Grupo CAP estamos comprometidos en aportar en la transformación de recursos naturales generando valor compartido y progreso sostenible con la sociedad”.

Durante 2021, Grupo CAP ha anunciado distintas iniciativas para disminuir su impacto en el medio ambiente, como por ejemplo el proyecto de CMP en Huasco para reemplazar el suministro actual de combustible en Planta de Pellets por gas natural, lo que permitirá reducir en 44% las emisiones de los gases de efecto invernadero y el desarrollo de un prototipo de planta de hidrógeno verde en Compañía Siderúrgica Huachipato (CSH), para reemplazar combustibles fósiles e innovar en la producción futura de aceros verdes.

Asimismo, desde comienzos de año, CSH, la principal siderúrgica del país y una empresa del Grupo CAP, se abastece en un 100% de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables certificadas, equivalente a 420 GWh/año.

“A partir de promover el desarrollo de energías renovables CAP se compromete a innovar en el desarrollo de un prototipo de planta de H2 para así estudiar la posibilidad de producir acero verde al año 2030 y reducir sustancialmente su huella de carbono”, explicó el gerente general de CAP.

Por su parte, el gerente general de Siderúrgica Huachipato, Rodrigo Briceño, indicó que “sin lugar a dudas la incorporación de estos nuevos procesos nos pondrá a la vanguardia del desarrollo tecnológico mundial, lo que es un orgullo para todos los colaboradores de la siderúrgica”.

Julio Bertrand agregó que “todo lo anterior considerando siempre el desarrollo de nuestra actividad minera, siderúrgica y de procesamiento de acero desde las zonas donde están emplazadas nuestras operaciones, generando así desarrollo económico y social en éstas. Estamos cambiando la forma de hacer minería de hierro, producción de aceros y procesamiento de los mismos, creando así valor compartido con todo el público de interés en Chile”.