La instalación del filtro electrostático en la tradicional Panadería Saturno de Hualpén, en la Región del Biobío, no solo generó expectación entre sus dueños, personal y vecinos, sino que permitió dar un importante paso tecnológico para seguir produciendo y consumiendo el pan con la calidad de siempre, sin contaminar el ambiente con material particulado en las emisiones, al reemplazar la leña por electricidad.

La instalación fue posible gracias al Proyecto Piloto Modernización y Revalorización de Panaderías Tradicionales, iniciativa ejecutada por la Universidad San Sebastián y financiada por el Gobierno Regional del Biobío, por medio del Fondo de Innovación para la Competitividad FIC-R.

Este proyecto, que lleva más de dos años en curso, consta de un equipo multidisciplinario, que ha permitido que más de 20 pymes de la Provincia de Concepción puedan cumplir con los estándares del Plan de Descontaminación Ambiental.

En la visita a la Panadería Saturno, participó también el seremi de Energía, Christian Coddou, junto al director del Proyecto Fic Panaderías, Christian Canales, el director de Administración y Servicios de la USS, Claudio Concha, la coordinadora del programa, Jessica Fuentes y la Familia Concha, dueña y fundadora de la Panadería Saturno.

Christian Canales, académico de la Facultad de Ingeniería y Tecnología USS y director del proyecto FIC-R Panaderías, explicó que este es un hito importante porque “representa la materialización de un componente de este proyecto que es el esfuerzo de controlar las emisiones del horno tradicional chileno, el que es una obra patrimonial con características únicas, diseñado y construido por artesanos y que está en peligro de desaparecer por las exigencias de los estándares ambientales actuales, por lo que contribuye a darle rescate al patrimonio nacional”.

Tradición y medioambienteL

La iniciativa que también fue valorada por Iván Valenzuela, jefe de la División de Fomento de Industrias del Gobierno Regional del Biobío: “Este FIC tiene como finalidad modernizar las panaderías a través de la incorporación de ciertas tecnologías que cuiden el medio ambiente. En este caso, los hornos deben adaptarse a las nuevas tecnologías como filtros que ayuden a evitar la polución y que a la vez produzcan un pan de muy buena calidad, que beneficia a toda la comunidad”.

Por otro lado, el Seremi de Energía, Christian Coddou recalcó esta iniciativa por su aporte ambiental y patrimonial. “Este filtro va a permitir que en concordancia con el plan de descontaminación ambiental, estos hornos puedan seguir trabajando y seguir produciendo el pan que estamos consumiendo todos”, precisó.

Todos los asistentes se mostraron contentos de seguir preservando la tradición del horno chileno, en especial Orlando Aedo, único fabricante y reparador de estas estructuras. “La importancia del horno chileno es la marraqueta, ya que es crujiente y con un sabor a ladrillo que ningún otro horno da”, explicó el experto.

Finalmente, Camilo Concha, hijo del fundador de Panadería Saturno, destacó esta iniciativa: “La valoramos bien, pues se ha cumplido el objetivo de dar apoyo con el filtro y también nos han ayudado en temas de finanzas”, a lo que también añadió: «Ahora tenemos el beneficio de los filtros y con eso no vamos a tener restricciones para ocupar leña”, concluyó.