Luego de cinco años de trabajo, el proyecto Mercado Global de Carbono impulsado por el Programa de Energías Renovables de la GIZ, junto al Ministerio de Energía, finalizó su implementación en Chile el cual estuvo enfocado en apoyar el desarrollo de instrumentos de precio y mercados de carbono y la exploración en financiamiento climático, con el objetivo de contribuir con el cumplimiento de metas de mitigación de gases de efecto invernadero (GEI) comprometidas en el Acuerdo de París.

Entre los resultados, destaca la capacitación a más de 2 mil 200 personas, la colaboración público-privada para la aplicación de futuros instrumentos de fijación de precios del carbono, generando insumos técnicos para apoyar la toma de decisiones de autoridades, de desarrolladores de proyectos de mitigación y de emisores de CO2.

De esta manera, contribuyóa los procesos que condujeron a la inclusión de los mercados de carbono en las políticas relevantes, como, por ejemplo, la actualización de la NDC chilena y el proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, o el Impuesto Verde, lo cual ha contribuido a reforzar la posición de Chile como precursor de la política climática internacional.

David Fuchs, director del proyecto, comenta que “en cinco años generamos instancias para un mayor involucramiento y fortalecimiento de las capacidades de actores clave de forma transversal, integrando visiones y fomentando la interrelación y el entendimiento de diversos sectores. Además, una clave ha sido el involucramiento del sector privado, explorando con empresas del sector de cemento y siderurgia aplicaciones de instrumentos de precios al carbono para apoyarles a una transición verde”.

Esta iniciativa se alojó en el Ministerio de Energía, ya que se espera que este sector sea el que movilice mayor financiamiento de los mercados de carbono dado que es responsable del 77% de las emisiones del país, y al mismo tiempo el que presenta mayores alternativas de abatimiento.

Cierre

El cierre de este tema se realizó el Webinar «Nueva generación de mercados de carbono y oportunidades para el sector energía en Chile», en el contexto de la reciente aprobación del Libro de Reglas del Acuerdo de París en la COP26 y como una forma de cerrar el proyecto.

Juan Pedro Searle, jefe de la Unidad de Cambio Climático del Ministerio de Energía de Chile, destacó las sinergias alcanzadas por el equipo del proyecto y la calidad de su trabajo. “Este proyecto innovó en términos de no repetir análisis y se focalizó en aquellos sectores donde podía ser más difícil la transición si es que teníamos un precio al carbono, lo que permitió instalar una discusión que antes no estaba”, afirmó.

Por su parte, la jefa de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Carolina Urmeneta, sostuvo que “lo que es clave es la colaboración y el trabajo conjunto de los actores nacionales y los organismos internacionales. Por eso agradecerle a la GIZ por todo el trabajo que han desarrollado, apoyando este proceso de preparación y desarrollo de capacidades”.

Este proyecto fue financiado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania y continuará en India, Túnez, Uganda y en los países del caribe, lo cual refleja que los mercados de carbono son un esfuerzo global, en el cual Chile está avanzado y puede posicionarse como un líder en para la región y el mundo global.