En el marco de su estrategia World Climate, Deloitte Chile comenzó a implementar en diciembre la iniciativa global de impulsar las opciones climáticas responsables dentro y fuera de la organización, para reducir las emisiones de carbono y mitigar los efectos del cambio climático.

Ricardo Briggs, CEO & Managing Partner de Deloitte, señaló que “el mundo necesita un ecosistema de acciones públicas y privadas que puedan ayudar a movilizar un cambio colectivo que busque la sostenibilidad del planeta, que incluya a la comunidad empresarial, sus trabajadores y su entorno”.

La estrategia World Climate nace del compromiso de Deloitte de lograr cero emisiones al 2030, por medio de una promoción de operaciones «verdes» en todas sus regiones, junto con educar y empoderar a sus profesionales a lo largo de Chile para que se conviertan en defensores de una acción climática proactiva y que compromete a los distintos stakeholders, a crear soluciones para transitar hacia una economía baja en carbono.

«Es hora de que las empresas cambien la forma en que operan. Para que creen valor sostenible a largo plazo para todas las partes interesadas, deben hacer su parte para construir un futuro equitativo y sostenible”, añade Briggs.

Para alcanzar el compromiso cero emisión al 2030 o antes, Deloitte ya empezó a implementar una serie de medidas, como reducir los viajes de negocios en un 50% por FTE desde los niveles del año fiscal 2019; obtener energía 100% renovable para todos las oficinas de la firma al año 2022, junto con establecer criterios principales de adquisición de compensaciones para los estándares de calidad y beneficios colaterales. Además, Deloitte desarrolló un programa de eficiencia energética para reducir un 15% el consumo en todas las oficinas regionales.

De cara al 2030 la firma ya está comprometida con la reducción de un 20% en su consumo de agua anual; contar con operaciones sin residuos; dejar de utilizar plásticos de un solo uso y adquirir bienes y servicios climáticos positivos. Para ello se implementarán procedimientos de revisión que permitan contar con una reportabilidad integrada para Deloitte Chile y Deloitte Canadá.

En paralelo a estos esfuerzos, Deloitte busca alinear sus políticas, prácticas y acciones a través de la creación del Centro para la Acción Climática, que tiene como objetivo priorizar debates en torno al cambio climático en las agendas ejecutivas de todos los líderes de la firma, además de ser un agente de cambio en el mercado, a través de la concientización de la importancia de la temática ambiental en las distintas industrias.

En este sentido, Deloitte está desarrollando un programa de proveedores sostenibles que permitirá que un 30% de ellos, cuenten con diversos requerimientos en materia de cambio climático.