Los desafíos del mercado de la comercialización tienen, sin duda, ribetes similares tanto en Brasil como en Chile. Lo anterior se desprende de la presentación que realizó Talita Porto, vicepresidenta de la Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica de Brasil (CCEE), al presidente de la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía (ACEN), Sebastián Novoa, en Sao Paulo.

Porto comentó que “la expansión del mercado libre brasileño para clientes bajo 500 kW de potencia conectada y clientes residenciales, se determinará a través de los estudios sobre la apertura total que está realizando la CCEE en conjunto con la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL), que debe entregarse en enero de 2022, y sobre la reducción de los requisitos para ser consumidor libre (enero 2022/enero 2023), así como también en el fortalecimiento de la figura del comercializador minorista”.

La ejecutiva señaló además en su presentación que los mayores desafíos que enfrentan en la actualidad se enfocan en mejorar la seguridad y monitoreo del mercado, como también en la incorporación de escenarios de riesgo en los modelos de proyección de precio y despacho de centrales y en el estudio de pasar de un sistema marginalista a un sistema de precios por oferta.

Cabe recordar que los asociados de la CCEE son empresas de generación, distribución y comercialización. Los clientes regulados y las empresas de transmisión no pertenecen a esta entidad. La Cámara gestionó 46.337 puntos de medida a octubre de 2021 y ha supervisado transacciones por 32,465 billones de reales y gestionado 84.510 contratos registrados, ambos entre enero y septiembre del año en curso.