Siemens fue galardonada con el Certificado de Excelencia que entrega el Ministerio del Medio Ambiente, el que reconoce el trabajo realizado por la compañía en Chile, tras cumplir con una serie de compromisos medioambientales, implementando de manera permanente, políticas de sustentabilidad y una gestión ambiental corporativa desarrollada.

Además de esta distinción, la Secretaría de Estado ha destacado las iniciativas implementadas por Siemens, relacionadas con eficiencia energética, gestión de residuos y compras sustentables, respondiendo a la meta que se puso la compañía de alcanzar la carbono neutralidad al año 2030.

En 2019, Siemens se convirtió en la primera oficina privada en pre-acreditarse como Oficina Verde, y se sumó voluntariamente, a una serie de auditorías para medir su sistema de compras, educación ambiental interna, transporte, HuellaChile, electricidad, residuos, agua y uso de papel, entre otros indicadores.

«Esta iniciativa contribuye enormemente a la educación ambiental, no sólo porque se incluye la sustentabilidad como una variable transversal en toda la empresa, sino que también porque a través del trabajo conjunto entre los colaboradores, para lograr las metas de eficiencia ambiental propuestas, existe una mayor injerencia de ellos en la toma de decisiones de la empresa. Para cuidar, primero hay que conocer», recalcó el ministro de Medio Ambiente, Javier Naranjo.

En paralelo, Siemens lanzó un nuevo marco de trabajo por la sustentabilidad, conocido como DEGREE, el cual fija objetivos para transitar hacia la descarbonización, el uso de recursos eficientes, mayor empleabilidad, gobierno corporativo, ética y equidad; proceso que involucra de manera transversal a toda la compañía.

Dentro de las medidas adoptadas por la compañía, se encuentra la disminución de un 28% del consumo de papel; la implementación de la firma electrónica; robustecer el reciclaje de diversos objetos en sus instalaciones; la reducción del consumo diario de agua en un 7.5% por persona; la implementación de medidas de eficiencia energética, a través del recambio de luminarias (74% con tecnología LED); el consumo de energía desde fuentes no convencionales; continuar con teletrabajo el que fue implementado en 2013; e instaurar un protocolo de compras sustentables.

Para logar estas metas, fue fundamental identificar las fuentes de emisión GEI transversales en la compañía, logrando focalizar los esfuerzos e instaurar las medidas de mitigación y reducción en los factores como vuelos nacionales e internacionales, uso de papel y el reciclaje de residuos. Esto fue complementado con el espíritu del teletrabajo y apoyado con la implementación de infraestructura de IT para disminuir las reuniones presenciales y sostener conferencias, reuniones y congresos en forma remota con una alta calidad audiovisual.