La posible alza en las tarifas por agotamiento del PEC, licitaciones, procesos tarifarios en curso y el desarrollo de la línea de transmisión HVDC son algunos de los desafíos que tendrá el próximo gobierno dentro del sector eléctrico, de acuerdo con el reporte mensual de Systep Ingeniería.

Según la consultora, uno de los temas prioritarios es la «probable alza de tarifas de clientes regulados debido al agotamiento del fondo de estabilización de tarifas, lo cual fue un mecanismo definido mediante la ley 21.1856 aprobada en noviembre de 2019».

«Actualmente existen más de 1.000 millones de USD adeudados a empresas generadoras, siendo que dicho valor no puede superar el límite de 1.350 millones. Además, no se pueden acumular más saldos a partir del término del primer semestre de 2023», lo que se suma a la ley 21.340 que prohíbe el corte de servicios básicos hasta diciembre de 2021, por lo que «habrá que ver qué postura tomará la futura autoridad, considerando que ya se adeudan a las empresas distribuidoras más de 275.000 millones de pesos por este concepto».

«Otro desafío para considerar es propiciar el desarrollo de la línea HVDC, ya sea, por ejemplo, siendo mediador en las relaciones con las comunidades emplazadas en los lugares por los que pasará la línea, impulsar un mayor desarrollo de infraestructura HVDC, buscar una nueva licitación del proyecto en caso de que la actual quede fuera del precio de reserva, etc.», señala el documento, destacando la importancia que tiene esta obra para el proceso de descarbonización.

«También la próxima administración deberá determinar si realiza o modifica las condiciones de la licitación de energía planificada para el próximo año. El actual Secretario Ejecutivo de la CNE ha señalado su intención de publicar en los próximos meses las bases preliminares para iniciar un proceso de licitación de 7.500 GWh/año, con inicio de suministro en 2027 y 2028, proceso que contemplaría por primera vez una cuota reservada para almacenamiento», precisa el reporte.

Además se menciona la tramitación el proyecto de ley de portabilidad eléctrica y la prioridad que le asigne la futura administración, junto a los tiempos que contempla la descarbonización del sistema elétrico, mediante el retiro de las centrales a carbíon.