Luego de dos meses, cinco alumnas de educación superior finalizaron su práctica profesional en Parque Eólico Sarco de Aela Energía, convirtiéndose en las primeras egresadas de un programa de prácticas y mentorías con enfoque de género del sector de energía eólica en la región de Atacama.

Esto se enmarcó en programa que ha impulsado la empresa generadora, de acuerdo con sus lineamientos de diversidad, equidad e inclusión, y que contó con el apoyo de sus empresas contratistas Revergy y Siemens Gamesa. Además, la iniciativa fue realizada en coordinación con el Programa Territorial Integrado (PTI) Energía Atacama de CORFO, en alianza con el Gobierno Regional, la Seremi de Energía y la Universidad de Atacama.

«Estamos comprometidos con temas de diversidad e inclusión. Esto lo llevamos en nuestro ADN de empresa y ahora se materializa en una política, donde se incluye este programa de práctica con una mirada de género con el propósito de acortar la brecha en la industria de la energía, siendo una de las más masculinizadas, luego de la minería y construcción. Todos aprendimos con este programa y estamos muy contentos de ser los pioneros», señaló Carolina Obando, gerente de Recursos Humanos de Aela Energía.

Kim-Fa Bondi, seremi de Energía, destacó la iniciativa, afirmando que «la realización de prácticas como la realizada por Aela Energía, a través de Parque Eólico Sarco, es pionera y un tremendo hito para la región y el país. El 23% de la mano de obra que trabaja en el sector de energía es femenina y creemos que puede ser un número mayor. Nosotros en la Política Energética Nacional hemos comprometido varios desafíos y en materia de género, nos comprometimos a apuntar al aumento de mano de obra femenina y también en temas como igualdad de las remuneraciones. Por eso, la generación de oportunidades como éstas, es un tremendo aporte para la mano de obra local, las mujeres y el sector de energía».

Durante el programa, las estudiantes fueron guiadas por un mentor designado de acuerdo a sus líneas de trabajo, estando un grupo de practicantes enfocadas al área de operación y mantenimiento, y otro, al de seguridad y salud.

Además de desarrollarse de manera directa en su área, las cinco estudiantes participaron de un taller de liderazgo y obtuvieron la certificación del curso GWO, que acredita su conocimiento para trabajos en altura, robusteciendo sus habilidades técnicas y potenciando su proyección laboral en la industria.

Loreto Cepeda, estudiante de ingeniería en mantenimiento industrial de la Universidad de Atacama, valoró la oportunidad de efectuar su práctica profesional en el sector eólico y señaló que «ha significado un hito bien importante al ser pioneras en el género femenino en esta industria. Fue una gran experiencia en lo profesional como lo personal”. Por su parte, Anaís Morales de la carrera de técnico en prevención de riesgo, agregó que conoció diversos ámbitos: “pude ver cómo se hace la mantención, sobre el funcionamiento del aerogenerador, el papeleo de la empresa. Mi familia está orgullosa por tener esta oportunidad y yo también siento orgullo de estar acá, en el sector de energía renovable, además de la responsabilidad por hacerlo bien y así luego otras compañeras o estudiantes también tengan la oportunidad de vivir estar experiencia».

Esta iniciativa se realizó mediante la alianza entre el sector público, privado y académico,lo que fue resaltado por la directora regional de Corfo Atacama, Silvia Zuleta: «El Programa Territorial Integrado (PTI) de Corfo en alianza con el Gobierno Regional, permite articular a todas las instituciones para poder llegar a concretar este hito. Estamos muy contentos de tener este programa en la región porque nos permite contar con estas instancias y poder fortalecer al capital humano, hacer alianzas virtuosas con la universidad y privados, acercando las necesidades de la empresa a la oferta que tienen las universidades».

«El fuerte en Atacama es eólico y fotovoltaico, por lo tanto, esto es tremendamente importante, un rubro muy importante para el país y que sean mujeres lo hace aún mejor todavía. Siempre ha sido más complicado para las mujeres en el ámbito técnico, por lo que se puedan desempeñar y tener una práctica en una importante planta eólica es muy bueno y aumentan su éxito en el futuro», expresó Juan Madrigal, encargado de la carrera de técnico universitario en energías renovables y eficiencia energética de la Universidad de Atacama.