Ingresó a calificación ambiental el proyecto de Colbún «Nueva S/E Seccionadora Loica y Nueva Línea 2×220 kV Loica – Portezuelo», que consiste en la construcción de una nueva Subestación Seccionadora (Loica), una nueva Línea de 2×220 kV (Loica-Portezuelo) y el seccionamiento de las líneas de transmisión 2×220 kV Rapel-Nueva Alto Melipilla (Ex Rapel-Lo Aguirre) y 1×220 kV Nueva Alto Melipilla-Rapel.

Además, según su Declaración de Impacto Ambiental (DIA), «como obra temporal y para poder realizar el seccionamiento de la línea 1×220 kV Nueva Alto Melipilla-Rapel (Ex Alto Melipilla-Rapel), la construcción de la SE Loica y posteriormente el montaje de la LT Loica-Portezuelo, se construirá una variante provisoria de la LT Alto Melipilla-Rapel (Ex Alto Melipilla-Rapel), con el fin de contar con los espacios necesarios».

Del mismo modo, el documento especifica que «para materializar la construcción de las obras anteriores, se habilitarán 2 instalaciones de faena, una en la nueva SE Loica y la otra en la SE Portezuelo. Asimismo, el Proyecto considera la habilitación de caminos de acceso, mejora y mantención de caminos existentes tanto para las obras de la SE seccionadora como para la instalación de la LT».

La fecha estimada de inicio de ejecución de la obra es para marzo de 2022 y tendrá una vida útil indefinida. Para su fase de construcción, se espera la creación de entre 119 y 201 trabajos; mientras que en su fase de operación la cifra se mantiene en solo 10 plazas; finalmente, en su fase de cierre o abandono, entre 109 a 153 puestos, lo que en total suma más de US$31 millones.