Cinco meses duró el programa «Creciendo Juntos con Energía», impulsado por la empresa de transmisión eléctrica Transelec y la Corporación Simón de Cirene, iniciativa de apoyo al emprendimiento que cerró con la entrega de diplomas a quienes completaron las dos etapas.

El proceso comenzó el primer semestre del 2021 con la selección de 100 emprendedoras y emprendedoras – de entre 250 postulantes – y sus respectivos proyectos. En esta primera etapa accedieron durante un mes al curso online «Técnicas para hacer crecer mi negocio».

Quienes aprobaron el curso online pudieron optar a postular a la segunda etapa, consistente en 50 cupos para asesoría técnica personalizada, con herramientas y recursos para desarrollar una propuesta diferenciada y crecer, además de financiamiento. Este acompañamiento tuvo una duración de cuatro meses e incorporó a emprendedores de las regiones de Valparaíso, Metropolitana, Maule, Biobío, Los Ríos y Los Lagos.

Eloísa Sánchez, especialista de Relacionamiento Comunitario y RSE de Transelec, durante la ceremonia de cierre destacó el esfuerzo de los participantes. “Nosotros creemos firmemente en que, así como las empresas crecemos, queremos que las emprendedoras y emprendedores locales crezcan con nosotros, que las comunidades crezcan con nosotros; eso es lo que nos mueve, con o sin pandemia”, recalcó Sánchez.

Por su parte Alejandra Canessa, directora ejecutiva de la Corporación Simón de Cirene, celebró la instancia y junto con agradecer a Transelec por la iniciativa, felicitó “a todos las emprendedoras y emprendedores que se capacitaron en estos 5 meses, haciendo las tareas, siguiendo las tutorías, y asumiendo muchos desafíos”. Agregó que “como equipo decidimos acompañarlos y comprometernos con ese crecimiento, y estoy segura de que sus asesoras están muy contentas y orgullosas de ver todo lo que han logrado. Ese es el sentido que tiene este programa”.

Este encuentro final fue aprovechado por las tutoras y emprendedores y emprendedoras, para compartir enseñanzas, impresiones, experiencias y anécdotas que dejó este programa.

Beneficiados

Karen Villarroel, de la comuna de Frutillar, tiene un negocio de venta de comida llamado Dely Casma Delivery. Partió sola en junio de 2020 en plena pandemia vendiendo sólo 2 sándwiches al día y tras su participación en este programa de apoyo, pudo consolidarse aumentando la demanda y logrando en octubre de 2021 abrir su primer local de comida para clientes al paso, mientras que los clientes por despachos son familias de los alrededores.

“Nosotros comenzamos trabajando en nuestra casa, y yo tengo tres niños, entonces era complicado hacer el delivery. Primero lo hacía sola, mi esposo trabajaba y cuando comenzó la pandemia le redujeron su sueldo, entonces optó por acompañarme en este desafío y renunció para ayudarme con el delivery. Así fue como partimos los dos y gracias a Creciendo Juntos con Energía pudimos abrir nuestro local el 29 de octubre, así que estoy súper agradecida”, cuenta Karen Villarroel.

Los empredendedores aprendieron herramientas para ordenar lo administrativo y contable, consolidar su modelo de negocio, aumentar sus ventas, mejorar el uso de las redes sociales, levantar capital y generar alianzas, y concretar nuevos canales de ventas.