En los primeros nueve meses de 2021, AES Andes registró un Ebitda de US$897 millones, siendo un 32% superior al mismo período del año anterior, lo que se explica principalmente por el reconocimiento del acuerdo entre mineras Escondida y Spence, subsidiarias de BHP, y la filial Angamos y una mejor hidrología en Colombia.

En el mismo período, la empresa reportó una pérdida neta de US$144 millones, comparada con la pérdida neta de US$427 millones registrada en el mismo periodo del año anterior.

Excluyendo los eventos no recurrentes, como el reconocimiento del acuerdo con las subsidiarias de BHP, y los impactos contables relacionados a la descarbonización, la compañía alcanzó una ganancia neta de US$159 millones en 2021 comparado con los US$165 millones en los primeros nueve meses de 2020.

Al comparar el tercer trimestre del 2020 con el de 2021, se observa una caída de 33% de EBITDA, pasando de US$312 millones a US$ 208 millones debido principalmente al ingreso extraordinario registrado en el tercer trimestre de 2020 por el término anticipado de los contratos de Angamos con Minera Escondida y Minera Spence.

Los resultados fueron destacados por el gerente general de la empresa, Ricardo Falú: «En AES Andes seguimos comprometidos en contribuir con la lucha contra el cambio climático. Para ello, continuamos avanzando a paso firme en la incorporación de energía renovable y baterías al sistema eléctrico de los países donde operamos, con el propósito de acelerar el futuro de la energía».

«En la ejecución de nuestra estrategia Greentegra, ponemos énfasis en el diseño de soluciones innovadoras e inteligentes que aporten a la competitividad y sostenibilidad de nuestros clientes y que promuevan la diversidad y la mano de obra local”, agregó el ejecutivo.

 Otros hitos 

La empresa destacó que durante el tercer trimestre se concluyó la venta a Capital Advisors de su participación en la central a carbón Guacolda, de 764 MW, ubicada en Huasco, Región de Atacama, además de seguir avanzando en la construcción de sus proyectos de energías renovables, como los parques eólicos Mesamávida y Campo Lindo, los cuales esperan terminar sus obras en el segundo semestre de 2022, incorporando un total de 141 MW al sistema eléctrico.

«En tanto en el norte de Chile, Andes Solar IIb – la planta solar con el sistema de almacenamiento de baterías más grande de América Latina- sigue avanzando para finalizar sus obras en la primera mitad de 2022», se indicó.

También se resaltó el que Global Infrastructure Partners (GIP) se haya incorporado el 15 de julio de 2021 como socio de la compañía en su crecimiento renovable. AES Andes posee el 51% y GIP el 49% de las acciones de la sociedad Chile Renovables SpA, dueña de la sociedad Parque Eólico Los Cururos SpA, cuyo parque se encuentra actualmente en operación.

«A medida que entren en operación y se cumplan las demás condiciones acordadas entre las partes, Chile Renovables SpA, adquirirá las sociedades dueñas de los proyectos renovables Andes Solar IIa, Andes Solar IIb, Los Olmos, Mesamávida y Campo Lindo, por un total de 733 MW», señaló la generadora.

A raíz de esta transacción e incluyendo todos los proyectos mencionados, AES Andes espera recibir fondos por un monto aproximado de US$ 441 millones entre 2021 y 2023.