Enel Chile informó que obtuvo un Ebitda de $354.414 millones a septiembre de este año, lo que representa una caída de 43,9% menos respecto a lo anotado en el mismo periodo del año pasado.

Paolo Pallotti, gerente general de la empresa, señaló que este resultado se da «en un contexto desafiante, marcado por una sequía muy prolongada y alzas en precios de commodities, el EBITDA de la compañía registró un valor de $354.414 millones, 43,9% menos que el mismo período del año pasado».

«El resultado neto atribuible alcanzó una utilidad de $48.403 millones a septiembre 2021, comparado con una pérdida de $226.054 registrada en el mismo período del año anterior, fundamentalmente por efectos extraordinarios asociados a Bocamina 2 en 2020 y gastos registrados en 2021 relacionados con la estrategia de digitalización del Grupo para el período 2021-2024», explicó.

«Durante los primeros nueve meses del año aumentamos en 15% la inversión con respecto al mismo período 2020, avanzando en la descarbonización de la matriz con el desarrollo de nuestra capacidad renovable, para hacer frente al cambio climático», agregó el ejecutivo.

Dentro de los hitos del tercer trimestre, Pallotti resaltó el inicio de la construcción de la primera planta piloto de escala industrial para la producción de hidrógeno verde en Chile, ubicada en Cabo Negro, al norte de Punta Arenas. En este proyecto, AME y Enel Green Power Chile, subsidiaria de Enel Chile, son socios que desarrollan en conjunto la generación renovable (eólica) y la producción de hidrógeno verde mediante el proceso de electrólisis.»