La Comisión Nacional de Energía (CNE) publicó el Informe Técnico Preliminar de la Fijación del Precio de Nudo Promedio del Sistema Eléctrico Nacional, donde las proyecciones para el Fondo de Estabilización de Precios de la Energía señalan que el tope máximo de acumulación de deuda, para estabilizar las cuentas de luz de los clientes regulados, se registraría durante el segundo semestre de 2022.

En esta versión del documento se consideran los factores de ajuste originados por el mecanismo de estabilización, creado a fines de 2019, para evitar en ese entonces un alza en las cuentas de luz.

«Conforme a lo dispuesto en el artículo 11° de la Resolución Exenta N° 342, durante la vigencia del mecanismo de estabilización, los precios de energía y potencia que las distribuidoras pagarán, en cada facturación mensual, a sus suministradores considerarán la aplicación de factores de ajustes de energía y de potencia que permitan asegurar que la facturación de los contratos sea coherente con la recaudación esperada en razón del Precio Estabilizado a Cliente Regulado (en adelante, “PEC”) o PEC Ajustado, según corresponda, de la correspondiente distribuidora, de acuerdo a lo establecido en el decreto tarifario respectivo», se sostiene en el informe.

Límite

Según las estimaciones, en junio del próximo año, se acumularían US$1.332 millones, de un total de US$1.350 millones, por lo que -de acuerdo con las estimaciones dadas a conocer por Valgesta Nueva Energía, el tope se produciría entre julio y agosto.

«El presente informe deberá incluir una proyección de la acumulación de Saldos del correspondiente período tarifario, la que se detalla en la tabla a continuación», señala el informe.

cne