Compañía Minera del Pacífico (CMP) presentó un nuevo proyecto de mejoramiento ambiental para reducir las emisiones en la comuna de Huasco, en la Región de Atacama.

Se trata de la descarbonización de Planta de Pellets, lo que va en línea con la estrategia de sustentabilidad del grupo CAP. Su ingeniería ha sido desarrollada por la minera durante el último año, y fue respaldada por el directorio de CMP, complementando un programa de obras e inversiones mayores de mejoramiento ambiental, como es el caso del segundo precipitador electrostático de Planta de Pellets, pronto a ser inaugurado, y el reemplazo del actual depósito de relaves, por uno con una tecnología de filtrado, entre otros.

La iniciativa consiste en una modificación al sistema de alimentación de combustible de dicha unidad productiva, que pasará a operar con gas natural. Esto permitirá eliminar en su totalidad el carbón de las operaciones de Planta de Pellets, y se estima reducir en 98% las emisiones en material particulado de sus chimeneas, en 97% las emisiones sulfuradas y en 65% las emisiones de NOx, contribuyendo a mejorar la calidad del aire en Huasco y a estar en línea con los objetivos de desarrollo sostenible en relación con el cambio climático.

«En CMP estamos desarrollando un importante plan de inversiones y proyectos de mejoramiento ambiental y social, que son una prioridad para nosotros. Este proyecto es un ejemplo concreto de minería sostenible que nos permite alcanzar los mejores estándares mundiales de la industria en materia de cuidado del medioambiente. Es una muestra más del compromiso que tiene CMP con el territorio y su gente, impulsando una minería diferente para crecer de la mano de las comunidades», señaló el gerente general de CMP, Francisco Carvajal.