Estudiar la posibilidad de crear tribunales especiales con el objeto de resolver los conflictos relativos al agua es el objetivo de la resolución 787 , aprobada en Sala de la Cámara de Diputados.

La iniciativa subraya que el agua es un recurso natural indispensable para la vida humana y para la satisfacción de diversas necesidades básicas.

Asimismo, advierte que se trata de un recurso limitado, que se puede agotar. Por ello, todos los países del mundo han desarrollado legislaciones tendientes a regular el uso del agua

El texto recuerda que siguen existiendo muchos conflictos en materia de aguas. Conflictos que, lejos de perder fuerza, se han acentuado en el último tiempo. Ello, producto de la grave situación de escasez y sequía que se vive en varias regiones del país.

Por lo anterior, la iniciativa considera que la creación de tribunales especiales en materia de aguas puede contribuir a la solución de estas disputas. Lo que permitiría desarrollar una jurisprudencia especializada sobre la materia, perfeccionando el nivel de las decisiones judiciales, y mejorando notablemente la institucionalidad sectorial.

Los autores de la resolución son los diputados de RN, Carlos Kuschel, René Manuel García, Jorge Rathgeb, Leopoldo Pérez; independientes, Fernando Meza y René Alinco; Evopoli, Andrés Molina y Francisco Undurraga y PS, Jenny Álvarez.