Un total de ocho proyectos, entre generación fueron autorizados, durante septiembre, por el Coordinador Eléctrico Nacional para entrar en operaciones al sistema eléctrico local, los cuales totalizaron 240 MW de potencia instalada que se incorpora a las redes entre Arica y Chiloé.

A ello se suman dos obras de transmisión que entraron en servicio durante el noveno mes del año: la ampliación de la subestación Puente Negro, que operará en el sistema nacional, y el nuevo transformador en la subestación Panamericana, dentro del sistema zonal.

Las centrales de generación de mayor tamaño que fueron interconectadas son Cerro Dominador (110 MW) y Combarbalá (77,7 MW), además de la etapa II de Andes Solar, por 17,3 MW, y de las ampliaciones de los parques Quilapilún, al que se agregaron 10,8 MW) y del complejo Malgarida II, que incorporó otros 10,4 MW.

También se conectaron tres Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD): el parque fotovoltaico El Castaño (8,6 MW); Lomas Coloradas (3 MW), y Los Magnolios Solar (2,9 MW).