Las plantas fotovoltaicas Almeyda e Usya, que Acciona Energía opera en Chile, se han posicionado con el primer y segundo lugar, respectivamente, en la auditoría global de «Calidad, Gestión y Mantenimiento Fotovoltaico» que la compañía realiza a sus activos solares y eólicos en operación, alrededor del mundo.

«Este resultado, que nos instala en el Top 3 de Acciona Energía en el mundo, no hace más que corroborar que tenemos un equipo humano de primer nivel, que ha trabajado incansablemente para que las plantas fotovoltaicas Almeyda, en Diego de Almagro, y Usya, en Calama, hayan sido diseñadas, construidas y operadas con los más altos estándares de calidad y seguridad», indicó José Ignacio Escobar, director general de Acciona Energía para Sudamérica.

Las auditorías Q se comienzan a aplicar durante el primer año de funcionamiento de las plantas y están divididas en tres bloques de revisión, que incluyen la gestión, las obligaciones legales y contractuales, y la mantención del activo. Bajo estos parámetros y sobre un total de 100 puntos Almeyda obtuvo 93,31 puntos y Usya una calificación de 93,04 puntos.

Para Jaime Toledo, director de Producción de Acciona Energía para Sudamérica, el hecho de que ambas plantas fotovoltaicas obtuvieran la más alta calificación, a poco más de un año del inicio de operación, es el resultado del trabajo en equipo. “Esto demuestra el compromiso y pasión con la que trabaja cada una de las personas que ha contribuido a conseguir este logro, que esperamos nos convierta en un ícono para la compañía a nivel global, y así llegar a ser un referente respecto de la Operación y Mantenimiento de nuestras plantas fotovoltaicas”, sostuvo.

El proceso de auditoría

María Victoria Araya, Subgerenta de Calidad y Procesos de Acciona Energía, destaca que una de las claves para la obtención del nivel Q4 ha sido la implementación de un sistema de revisión previo a la auditoría, modelo que sólo se está aplicando en las plantas de la compañía en Chile.

Y agregó: «Esta auditoría mundial genera una mejora real de la gestión interna en la operación y mantenimiento de las plantas y, además, una competencia muy sana y entretenida en Acciona Energía».

El proceso de revisión y evaluación de las auditorías Q eaborda una amplia gama de condiciones de operación y mantenimiento que debe cumplir cada planta. Entre ellas destacan:

-Condiciones de seguridad generales: Se busca que no se presenten condiciones inseguras en ningún lugar de la planta y que se cumplan los protocolos de maniobras.

-Condiciones de acceso: Evalúa que el estado de los caminos de acceso e interiores de la planta estén en buen estado.
Comunicaciones. Se revisa que la disponibilidad y velocidad de las comunicaciones asegure la gestión de la planta, por ejemplo, se mide el tiempo entre que se produce una falla en algunos de los equipos y la alerta que lo informa.

-Gestión del Plan Anual de Mantenimiento: Se realiza un registro de los trabajos de mantención programados. Si existen atrasos en su ejecución se van descontando puntos. Asimismo, se evalúan los tiempos en los que se realizan los correctivos inmediatos, el cierre por plataforma de las órdenes de trabajo, así como también, realización de los mantenimientos predictivos.

-Disponibilidad de la planta: Otro aspecto relevante de la auditoria es revisar el porcentaje de disponibilidad de la planta. Si está por debajo de lo proyectado, la puntuación de la auditoria también va bajando. Por ejemplo, la planta fotovoltaica Almeyda tiene como objetivo un 99% de disponibilidad, esto significa que el 99% del tiempo con sol debe estar disponible para producir energía, lo que deja un espacio muy reducido a fallar.

-Ocurrencia de incidencias de Medio Ambiente (MA) y Prevención de Riesgos Laborales (PRL): Aquí se revisa el número de accidentes de PRL y MA, y si están debidamente abordados.

-Mantención del sistema de gestión a través del tratamiento de No Conformidades (NC): Se evalúa que no existan NC sin que hayan sido abordadas en un tiempo acotado.

-Calibración de herramientas y equipos: en éste ámbito se revisa que todos los equipos y herramientas de la planta estén con su mantención y calibración al día, y disponibles para ser utilizadas.

-Suministros; Se chequea que la bodega esta ordenada, que esté en bodega lo que el sistema dice y si existe una adecuada gestión de la solicitud de repuestos que requiere la planta en caso de falla.