Agrotuncahue l y ll es el nombre de las plantas de energía solar que evitan la liberación de más de 600 toneladas de CO2 al medioambiente , las cuales operan en la productora agrícola del mismo nombre, en Codegua, Región de O’Higgins, donde también se destaca la reducción del consumo de energía de la red eléctrica utilizada para riego, siendo una alternativa efectiva para la escasez hídrica.

La iniciativa, instalada por la empresa GEOM, cuenta con dos plantas fotovoltaicas de 430 kW (Agrotuncahue l) y 550 kWp(Agrotuncahue ll), las cuales ayudan en la generación de energía para la producción de cerezas, manzanas, peras, uvas, membrillos, nectarines y duraznos de exportación.

Estas plantas, en su conjunto,  generan 1.704.062 kWh de energía al año, compensando 648 toneladas de CO2 emitido anualmente por centrales de fuentes fósiles de la matriz eléctrica nacional. Esto equivale a la emisión de CO2 de 2.582 viviendas al año, a la plantación de 53.746 árboles o a más de 4 millones de kilómetros anuales recorridos en autos a combustión.

 

Fernando Rey, gerente comercial de Geom, señala que debido a la sequía continua de los últimos años, «se requiere más energía para lograr mantener el requerimiento hídrico de las plantaciones. Las plantas solares para autoconsumo te permiten reducir el consumo de generación de la matriz eléctrica, lo que hace que se genere un ahorro neto para el usuario y además éste contribuye a una matriz energética local más limpia y renovable».

Otro tema relevante es que el espacio que ocupa una de estas plantas, sea en techo (superficie desaprovechada) o en suelo (aproximadamente de media hectárea), es mínima comparado a la superficie que puede abastecer en riego.

“Es variable, pero perfectamente una planta de 300 kWac, límite de inyección de la ley de netbilling, pueden hacerse cargo de la energía requerida para regar más de 100 hectáreas”, agrega Rey.

La planta fotovoltaica instalada en la cubierta del techo permite generar la energía que se va a consumir y además, al agregar una capa adicional con los paneles solares, se logra un mejor aislamiento térmico, lo que hace que se reduzca la energía necesaria para llegar a la temperatura adecuada para la fruta.