El Grupo Red Eléctrica, a través de Hispasat -el operador español de telecomunicaciones-, Red Eléctrica de España -el operador y transportista del sistema eléctrico- y Elewit -la plataforma tecnológica del Grupo-, ha llevado a cabo un proyecto piloto en la subestación de Red Eléctrica en Galapagar (Madrid) para demostrar la viabilidad del uso de infraestructura eléctrica de alta tensión para proporcionar conectividad satelital que extienda la cobertura celular o de banda ancha en entornos rurales o remotos por los que discurre el trazado de transporte eléctrico.

Según lo informado por el holding eléctrico, que también está presente en Chile, «el piloto, que ha tenido una duración de tres meses, ha permitido comprobar el correcto funcionamiento de los terminales satelitales en un entorno electromagnético tan singular como el de los apoyos de alta tensión. Además, se ha podido verificar que la generación de electricidad fotovoltaica aislada proveniente de paneles solares puede ser una fuente de alimentación correcta para dichos terminales».

La idea de instalar terminales satelitales en los apoyos de alta tensión de las redes eléctricas están pensadas para desplegar «burbujas de conectividad en entornos rurales que contribuyan a reducir la brecha digital e implementar soluciones ligadas a su actividad, como el control de cultivos y ganados o la prevención de incendios. Tras estas conclusiones, ya se está trabajando en la definición de un nuevo piloto encaminado a analizar la viabilidad de este mismo modelo para crear burbujas 4G/5G vía satélite en apoyos de alta tensión».

De acuerdo con el Grupo Red Eléctrica,