El consumo de electromovilidad en el país se duplicaría de 5 GWh, durante este año, a 10 GWh en 2023, de acuerdo con las proyecciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE), realizadas en base a las informaciones que entregan las compañías distribuidoras.

Desde 2024 se pronostica pasar de 14 GWh para aumentar progresivamente en los años siguientes, para llegar a 46 GWh a 2030, mientras que para 2035 se espera superar el rango de 100 GWh, llegando a 111 GWh, lo cual es relevante, considerando que desde año el 100% de las ventas de vehículos livianos, medianos, de transporte público y maquinaria móvil mayor, serían cero emisiones. Ya, para 2040 se estima que la demanda eléctrica por este tipo de vehículos sea de 172 GWh al año.

Según la CNE, entre 2021 y 2023, CGE entregará 3 GWh a las redes para el consumo de electromovilidad, mientras que Saesa proyecta pasar de 1 a 2 GWh, a lo cual se sumaría la cooperativa eléctrica Copelec, que aumentaría de 1 a 4 GWh en estos dos años.

Las proyecciones de Saesa contemplan pasar de 1 GWh durante este año, a 111 GWh a 2041, mientras que su filial Frontel estima aumentar de 1 GWh, en 2022, a 42 GWh en 2041. Copelec, por su parte, pretende crecer de 1 GWh a 16 GWh en 2041. Otra empresa que informó la proyección de consumo es CGE, que pronostica 3 GWh por año, de aquí a 2041.