La empresa española Iberdrola, que forma parte de uno de los consorcios que busca adjudicarse la construcción del proyecto de trasmisión HVDC Kimal-Lo Aguirre, estima que la inversión total de esta iniciativa sería superior a US$2.500 millones, marcando una considerable diferencia con los US$1.480 millones que se han previsto en Chile.

Iberdrola acude a esta licitación un consorcio, del que ostenta un 60%, junto a Celeo, participada por la española Elecnor, y el fondo de pensiones holandés APG.

«El consorcio liderado por Iberdrola ha sido seleccionado para participar en la licitación de la construcción y operación de la primera línea de corriente continua de larga distancia en Chile, que recorrerá 1.500 km de líneas de 600 kV y una capacidad de 3.000 MW entre la subestación de Kimal, en la región de Antofagasta, y Lo Aguirre, en la región Metropolitana. La inversión prevista en el desarrollo de esta infraestructura es superior a 2.500 millones de dólares.»

«El proyecto incluye la construcción de dos estaciones convertidoras de corriente continua (LCC, line-commutated current-sourced converter) -con tecnología probada de Siemens Energy similar a la utilizada en la línea Western Link, operada por Iberdrola en el Reino Unido-, que permitirán la evacuación de energía renovable en las regiones de mayor demanda. Asimismo, contempla otros tramos de enlace de corriente alterna y trabajos de mejora de las subestaciones existentes», señala la empresa en su sitio web.

La selección de consorcio ganador será dada a conocer el 13 de diciembre de 2021, y se estima puesta en servicio de la línea se estima en 2028.

«De resultar ganadora, Iberdrola iniciaría su actividad en una nueva plataforma de crecimiento internacional, Chile, después de reforzar en el último año y medio su posición en mercados core y entrar en otros países europeos y de Asia Pacífico», sostiene la empresa.