De acuerdo con lo informado en julio pasado, Hitachi ABB Power Grids comenzó a operar con su nuevo nombre: Hitachi Energy. Su objetivo es «avanzar hacia un futuro energético sostenible para todos».

Esto fue destacado por Claudio Facchin, CEO de Hitachi Energy, quien comentó que «hay muchos caminos hacia un futuro carbono neutral – para abordar este desafío global, formamos equipos diversos trayendo auténtica pasión».

«Para 2050, la demanda global de electrificación mundial casi se duplicará y la electricidad será la columna vertebral de todo el sistema energético. Cumplir la promesa de un futuro neutro en carbono exigirá pasión, confianza e innovación y los beneficios serán para nuestra generación y las que vendrán. Con nuestro nuevo nombre, Hitachi Energy, ampliamos nuestro compromiso de crear un impacto real para nuestros clientes, nuestra gente y la sociedad», agregó el ejecutivo.

Las perspectivas apuntan a que los sistemas eléctricos enfocados en la carbono neutral estarán altamente interconectado, donde la tecnología de la corriente continua (HVDC), «es una de las claves para la integración masiva de las fuentes de energía renovable y la internconexión confiable a lo largo de países, regiones y continentes».

Además, la compañía está contribuyendo en muchas de estas interconexiones, como, la recientemente anunciada adjudicación de la interconexión HVDC entre Arabia Saudita y Egipto, la primera interconexión a gran escala entre el Medio Oriente y el Norte de África y el inicio de las operaciones de la interconexión del Mar del Norte North Sea Link, con 720 kilómetros, NSL es la interconexión submarina más larga del mundo que une a Noruega con el Reino Unido, permitiendo el intercambio de energía renovable entre países.

Para completar las interconexiones y satisfacer la creciente necesidad de flexibilidad del sistema eléctrico, Hitachi Energy también está apoyando a sus clientes con soluciones de última generación como microrredes y almacenamiento de energía.

Digitalización

Uno de los temas relacionados es la importancia de la digitalización, la cual es crítica para superar la complejidad y los retos de capacidad que suponen los mayores volúmenes de energía renovable variable que se están integrando al sistema energético mundial.

Por ejemplo, al combinar soluciones y servicios digitales avanzados, Lumada Asset Performance Management se provee información sobre el estado y el desempeño de los equipos para prevenir fallas de activos críticos, mientras optimiza los costos del ciclo de vida de los activos, permitiendo aprovechar los datos en línea y fuera de línea para impulsar enfoques más inteligentes y basados en el riesgo para la gestión de activos.

A principios de este año, la empresa lanzó EconiQ, su portafolio ecoeficiente con un desempeño medioambiental superior en comparación con las soluciones convencionales. Esta tecnología «ha demostrado que reduce significativamente la huella de carbono a lo largo de todo el ciclo de vida».

La empresa también lanzó recientemente un portafolio de productos de transformadores para aplicaciones flotantes en alta mar diseñada para superar este difícil entorno y utilizar e integrar la energía eólica al sistema global de energía, apoyando directamente la transición hacia un futuro energético sostenible.