Durante septiembre se presentó la guía global Medioambiente 2021, de Who’s Who Legal (WWL), en la cual el apartado sobre Cambio Climático incluyó a 120 profesionales recomendados en todo el mundo, donde el único abogado chileno en la lista es Arturo Brandt, Senior councel del Grupo Vial.  

Según la publicación, el abogado «es muy conocido en el mercado chileno por su profunda experiencia en legislación sobre cambio climático, derecho civil y ambiental».

En entrevista con ELECTRICIDAD Brandt aborda este tema, además de analizar el estado actual de la regulación chilena sobre cambio climático y otros aspectos vinculados con el sector, desde este punto de vista.

¿Cómo recibe el premio a nivel personal en lo profesional?

Con gran satisfacción. Creo que es un reconocimiento a la trayectoria de más de 17 años en el área de cambio climático desde diferentes miradas, entre las cuales destaco la legal como un eje fundamental para la acción climática.

¿Qué evaluación hace de este reconocimiento, respecto a la situación mundial que tiene la regulación en materia de cambio climático?

Estamos en una etapa  inicial en la regulación pero en forma acelerada. Hace unos pocos años nadie hubiese imaginado el avance regulatorio en que estamos hoy. Todo está ocurriendo muy rápido a todo nivel, a veces en forma algo desprolija, pero creo que lo importante son los avances, aunque no sean perfectos. Esto se puede mejorar en el tiempo. Del mismo modo, creo que se debería avanzar en una estandarización regulatoria, de modo que debido a la globalización de nuestra economía, debería poder ser comparable, lo que es muy importante para la empresa privada. En cualquier caso, y dado el último informe del IPCC no tenemos mucho tiempo para generar el cambio.

¿Cómo aprecia en Chile el estado de la legislación sobre cambio climático, derecho civil y ambiental?

En términos de legislación climática, estamos ad portas de la publicación de la Ley de Cambio Climático, lo cual por si solo es un avance destacable y que entre otros aspectos, incorpora elementos que deben ser destacados como por ejemplo, la meta de carbono neutralidad a 2050, un hecho positivo y que aunque parezca obvio decirlo , es que se «escucha a la ciencia»,  del mismo modo destaco el reconocimiento del principio de la costo efectividad que se consagra en la transacción de derechos de emisión y que es la tendencia mundial hoy en día, también celebro la entrega de  exenciones tributarias  a los aportes al Fondo de Protección Ambiental. En sentido contrario , se observa una excesiva regulación orgánica (creación de organismos) y una falta de metas en eficiencia energética, transporte, extracción de combustibles fósiles, generación ERNC, tampoco se ahonda lo suficiente en torno a la adaptación ni del principio «no escrito» en materia de generación eléctrica de la neutralidad tecnológica. Por otra parte, me parece absurdo que los miembros del Comité Científico sean «ad honoren».

¿Qué le parece la actual discusión que se está dando en torno a este tema en Chile, especialmente en el sector energético?

Estamos avanzando de forma acelerada y destacada en varios aspectos, sobre todo los que dicen relación con la descarbonizacion de nuestra matriz energética. Destaco el avance en ERNC en que nuestro país, sin subsidios, ha sido líder y ejemplo en el mundo. Da cuenta de ello, los precios alcanzados en la última licitación de las distribuidoras y la cantidad de oferentes. También valoro en el reconocimiento de la figura del comercializador de electricidad, que debería traer una importante rebaja en los precios a un importante segmento de la población que hoy se encuentra «atrapado» por  las distribuidoras,   que han abusado de su posición dominante en el mercado. Es urgente y necesario corregir el diseño del mal llamado «impuesto verde», el cual en relación a las emisiones de CO2, ha demostrado una total ineficacia, además de forzar a las ERNC a pagar parte del impuesto al carbono (en proporción  a los retiros),  energías que  son parte de la solución y que no deberían estar sujetas al pago de este impuesto. Veo también con preocupación la inciativa legislativa del cierre de carboneras al 2025, sin fundamentos técnicos que lo justifiquen y que finalmente pueden impactar los precios de la electricidad de los clientes libres. Promuevo la descarbonizacion de nuestra matriz energética, pero sin apresurarse. El remedio puede salir más caro que la enfermedad.

Brandt

¿Qué le parecen las metas de carbono neutralidad y los avances en descarbonización?

La meta de descarbonización, se alinea con lo propuesto por el Acuerdo de Paris y con lo que las grandes economías han planteado, lo cual es positivo. El sector privado debería tener un rol más activo, y ser parte  de esta meta. No olvidemos que es responsable de un 85% del PIB local. Esto no hay que  mirarlo como una obligación, sino como una oportunidad de generación de nuevos negocios. A mayor abundamiento, la economía mundial avanza hacia la descarbonizacion y si nuestra industria no se alinea con este tema, dejará de ser competitiva, no importando la regulación existente. La descarbonizacion, especialmente en Chile, nos entrega una tremenda oportunidad de negocios. Solo pensemos en que el cobre es pieza fundamental en la electromovilidad que avanza a pasos agigantados y de la trasmisión. Algo similar ocurre con el lito, como pieza clave en el almacenamiento de energía.

¿Qué desafíos técnico-legislativos tiene Chile para enfrentar este tema?

Deberíamos avanzar en forma decidida en el reconocimiento de la figura del comercializador.  Nuestra nueva constitución debería consagrar ciertos principios que apoyen e iluminen la descarbonizacion de la economía.  Se debe corregir de forma urgente el diseño del impuesto al carbono -en el sentido propuesto más arriba- y una vez hecho lo anterior, ir avanzando en forma progresiva en un aumento del impuesto de carbono -actualmente en US$ 5- de modo que efectivamente impacte la prioridad en el despacho favoreciendo a las ERNC. También sería positivo, mirar experiencias internacionales y avanzar en el diseño de un sistema de comercio de emisiones transables de CO2, a fin de poder mitigar en forma  costo efectiva nuestras emisiones de CO2 y corregir las deficiencias del impuesto al CO2.

¿Qué desafíos técnico-legislativos tiene Chile para enfrentar este tema?

Deberíamos avanzar en forma decidida en el reconocimiento de la figura del comercializador.  Nuestra nueva constitución debería consagrar ciertos principios que apoyen e iluminen la descarbonizacion de la economía.  Se debe corregir de forma urgente el diseño del impuesto al carbono -en el sentido propuesto más arriba- y una vez hecho lo anterior, ir avanzando en forma progresiva en un aumento del impuesto de carbono -actualmente en USD 5- de modo que efectivamente impacte la prioridad en el despacho favoreciendo a las ERNC. También sería positivo, mirar experiencias internacionales y avanzar en el diseño de un sistema de comercio de emisiones transables de CO2, a fin de poder mitigar en forma  costo efectiva nuestras emisiones de CO2 y corregir las deficiencias del impuesto al CO2