Cerca de 1.400 empresas se traspasarían desde el régimen de clientes regulados a libres entre este año y el próximo, en un proceso que, desde 2023, comenzaría a desacelerarse para quedarse en un promedio de 300 empresas por año que optarían a este tipo de demanda, de acuerdo con las estimaciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Para este año, el organismo prevé que se traspasen 693 compañías al régimen de precios libres, mientras que en 2022 serían 691 cambios. Posteriormente, en 2023, se registrarían 288 traspasos, en un proceso que volvería a superar los 300, a partir de 2029.

La mayor cantidad de traspasos sería para los clientes de Enel Distribución (356 en 2021 y 356 en 2022), seguidos de CGE Distribución con 285 cambios en 2021 y 2022. Más abajo viene Saesa, con 27 traspasos en 2021 y 2022.

Los clientes sometidos a regulación de precios podrán suscribir contratos a precios libres cuando la potencia conectada del usuario final sea superior a 500 kW.

Según la CNE, «dichos traspasos, en algunos casos, ya se materializaron en los años previos y, en otros casos, comenzarían a partir del año 2021. En este sentido, existe un grupo de clientes que ya realizó el traspaso efectivo de cliente regulado a cliente libre -los que no son considerados en la proyección de traspasos contenida en el presente informe-, otro grupo que ya ha solicitado el traspaso pero queaún no concreta el cambio de régimen por el cumplimiento de los plazos señalados en el párrafo anterior y, finalmente, hay proyecciones de traspaso de clientes en base a distintos supuestos».