Luz verde ambiental obtuvo el proyecto de Transelec «Nueva S/E Seccionadora JMA 220 kV», que se emplazaría en la comuna de Quilaco en la Región del Biobío, para cuyo desarrollo se estima una inversión total de US$19 millones.

En el expediente ambiental se detalla que «la nueva Subestación eléctrica estará constituida por un patio de alta tensión de 220 kV, donde se deberán construir las seis diagonales necesarias para el seccionamiento de las líneas previamente indicadas».

«Se considerará espacio para dos diagonales con barras y plataformas construidas, que permitan la conexión de proyectos de generación de la zona y espacio para otras dos diagonales con terreno nivelado para futuras proyectos», se detalla.

La iniciativa forma parte de las obras de Expansión de la Transmisión con el objetivo de fortalecer, estabilizar y mejorar la seguridad del Sistema Eléctrico Nacional. Tendrá una vida útil de 30 años y, en su fase de construcción, los cupos laborales que espera crear fluctúan entre 63 y 95.