El proyecto «Optimización Parque Solar Samantha», de Enel Green Power Chile, obtuvo su aprobación ambiental para materializar una serie de cambios en la iniciativa que busca construirse en la Región Metropolitana, involucrando una inversión de US$160 millones, entre los cuales está la ampliación de la capacidad instalada, de 80,9 MW a 115,8 MW.

También se considera la modificación de la línea de transmisión eléctrica aérea, de 220 kV, de 6,8 kilómetros de longitud, por una línea soterrada, de 33 kV, de 6,3 km de longitud, que se conectará a la misma subestación El Manzano considerada originalmente.

En el aumento de la potencia instalada se contempla la disminución del número total de paneles solares requeridos y de la superficie total de obras permanentes. «Esta optimización del diseño del parque solar es producto de mejoras tecnológicas de paneles e instalaciones asociadas, ocurridas desde la fecha del proyecto original», señala la empresa generadora.
Además, la optimización incorporará un Sistema de Almacenamiento de Energía en batería (BESS por sus siglas en inglés) dentro del área ya calificada ambientalmente, «que permitirá entregar energía renovable al SEN en las horas en que el proyecto no esté generando energía, así como mejoras en el estándar de confort y seguridad para trabajadores en la instalación de faenas requerida para la fase de construcción».