El ingeniero físico de la Universidad de Santiago de Chile y doctor en Ingeniería de Procesos, formado en la École des Mines (Francia), William Montes, asumió como el nuevo Líder de Sistemas Fotovoltaicos del Centro de Tecnologías para Energía Solar de Fraunhofer Chile.

El especialista es científico de datos y de tecnologías exponenciales, destacando la importancias de estas para generar procesos disruptivos con alto impacto en la industria. Hasta ahora su trabajo ha sido siempre como ingeniero en investigación, señalando que uno de sus aprendizajes fue ir migrando hacia lograr que los procesos de investigación fueran «lo más sustentables y adaptativos posibles».

En esa meta, Montes resalta que la ciencia de datos fue una herramienta fundamental, principalmente por su bajo costo de implementación y porque permite hacer análisis sobre la base de la propia información que las empresas poseen, «pudiendo entregarle un valor distinto al que tenía ese proceso, que pudo estar ahí pero no había sido visto».

Añade que otro desafío que hoy las industrias deben empezar a considerar es la digitalización de los procesos, «muchas veces las empresas no se dan cuenta que con un cambio menor pueden obtener un amplio margen. Con pequeños ajustes puedes lograr un incremento exponencial de los procesos».

La innovación verde

Respecto a cuáles son sus expectativas al interior del Centro, expresa que «me gustaría ser un catalizador de las competencias que tiene el grupo PV, para aumentar la vinculación con la industria», agregando la relevancia de conocer a cabalidad el funcionamiento del área fotovoltaica y de la propia institución.

El especialista sostiene que espera poder aportar con un sello de excelencia, pues «los buenos trabajos atraen a más clientes».

«Fraunhofer Chile está en un súper buen camino, fue muy grato ver el enfoque a la industria para poder hacer investigación aplicada. La innovación verde es clave frente al cambio climático. Creo que ahí hay una gran oportunidad sobre todo con los estímulos gubernamentales, puesto que además hay una serie de industrias que no pueden seguir operando de la misma forma que lo están haciendo ahora, en especial porque se consume mucha agua y recurso fósil y Chile ha demostrado que está interesado como Estado en lograr ese propósito», añadió.