Un total de 1.570 MW de potencia instalada anotó el sector de Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD) en operaciones, a agosto de este año, de los cuales un 69% (1.080 MW) corresponden a la tecnología solar fotovoltaica, seguida de los proyectos térmicos que tiene un 17% (272 MW); hidroeléctricos, con 11% (164 MW), y eólicos, con 3% (54 MW).

Así lo indica el reporte mensual del Coordinador Eléctrico Nacional, donde se destaca el liderazgo que ha adquirido la Región de O’Higgins, que cuenta con 262 MW de capacidad, seguida de la Región Metropolitana (250 MW) y el Maule (209 MW), siendo los tres territorios que han logrado superar los 200 MW en el país. Luego, vienen las regiones de Valparaíso (197 MW) y del Biobío (130 MW).

Otro crecimiento que se consigna en el documento es la distribución de potencia instalada por las empresas, que son encabezadas por CGE, la cual tiene 993 MW, equivalentes al 93%. Le siguen Saesa con 233 MW (15%); Chilquinta Energía, con 189 (12%); las cooperativas eléctricas, con 101 MW (7%), y Enel, con 54 MW (3%).

En lo que va corrido de este año se han incorporado 289 MW de capacidad instalada, de los cuales 253 MW corresponden a proyectos solares fotovoltaicos y 36 MW son térmicos, luego de que en septiembre se interconectaran 15 MW (12 MW solares y 3 MW térmicos).