Con el objetivo de entregar energía confiable y de calidad a sus clientes, Saesa está integrando nuevas tecnologías a sus procesos, especialmente en aquellos que implican la desconexión de los servicios cuando se realizan intervenciones en las redes eléctricas.

Una de esas iniciativas es la implementación de un cable by pass, del tipo minero, para hacer uso en redes de distribución de Media Tensión, lo que busca convertirse en una solución para las desconexiones programadas, permitiendo mantener la continuidad del suministro eléctrico a los clientes.

By pass

«El by pass va en directo beneficio de los clientes, ya que no se verían afectados por interrupciones de suministro en las desconexiones programadas por construcción de nuevos proyectos o el mantenimiento de nuestras instalaciones. Hemos trabajado en una etapa de prueba con este sistema en las comunas de Calbuco y Futrono, y hemos visto en terreno la efectividad de esta nueva tecnología», explicó Paolo Rodriguez, gerente de Proyectos de Distribución de Saesa.

Esta innovación fue desarrollada por la Gerencia de Proyectos de Distribución de Saesa y contó con la participación de diferentes áreas. El equipo analizó diversas alternativas hasta llegar a la solución propuesta a nivel de prototipo, que fue desarrollado localmente y sometido a pruebas piloto que permitieron mejorar la solución inicial.

Durante la fase de prueba, el proyecto de Calbuco fue el que reportó mejores indicadores, ya que se evitó desconectar 4.000 clientes, con 4 MW de potencia aproximadamente, que se lograron respaldar sin afectar la continuidad del servicio.

«Hoy disponemos de un equipo que nos permite realizar trabajos en las redes de distribución sin afectar el suministro, entregando continuidad y calidad del servicio eléctrico. Avanzaremos con las pruebas hasta diciembre de este año para incorporar mejoras y llegar a la versión final, adecuando los procesos que nos permitan sumar esta solución a todas las zonas de la compañía», agregó el ejecutivo.

Esta nueva tecnología, que tiene la característica de ser móvil y trasladarse al lugar de la faena, se suma al uso de los equipos de Líneas Vivas y la generación local, que tienen como objetivo mantener la continuidad y calidad del servicio, disminuyendo así el impacto de las desconexiones programadas.