Polpaico BSA adhirió a la campaña global «Race to Zero», siendo la primera cementera en comprometerse en metas de sostenibilidad que apunten a la reducción de emisiones, donde contempla 30 acciones para avanzar en materia de descarbonización de sus consumos energéticos, entre otros aspectos.

Javier Moreno, gerente general de la empresa, señaló que las iniciativas que consideran realizar con distintos grupos de interés, con miras a 2025, pasan por «potenciar la economía circular, el ahorro energético e hídrico y la búsqueda de soluciones innovadoras para ofrecer cemento y hormigones sostenibles»,

«El cemento es clave para el desarrollo de la sociedad: cuando un país crece siempre requiere de infraestructura y de un uso intensivo en hormigón, lo cual mejora la calidad de vida de las personas, pero a su vez genera importantes emisiones de CO2, por lo que tenemos una gran responsabilidad en gestionar esta huella en nuestra compañía», destacó el ejecutivo.

WhatsApp Image 2021-10-01 at 10.26.05

Por su parte, la embajadora británica, Louise de Sousa, afirmó que “la asociación entre el Reino Unido y Chile como presidentes de COP26 y COP25, respectivamente, está siendo un gran éxito. Seguimos avanzando juntos para lograr un resultado ambicioso en la COP26 y para seguir avanzando después de la cumbre de Glasgow en noviembre. A través de Race to Zero, todas las organizaciones que forman parte de esta alianza están contribuyendo a ello mediante el establecimiento de fuertes compromisos para alcanzar el cero neto”, dijo.

Race to Zero se enmarca en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCC), tiene como objetivo impulsar la transformación hacia una economía descarbonizada antes de la COP26, mediante la colaboración entre gobiernos, ciudades, regiones, empresas e inversionistas para llegar a un mundo con cero emisiones netas de carbono al 2050.