La discusión en torno al GNL inflexible llegó al Panel de Expertos del sector eléctrico. Ello, luego de que la empresa Hidroeléctrica Río Lircay presentara una discrepancia contra el Coordinador Eléctrico Nacional, en que se solicita dejar sin efecto  la dictación de la «Minuta Gestión de GNLR con Restricciones de Almacenamiento a través de costo de oportunidad», elaborada por la Gerencia de Mercados del organismo.

Según la compañía, el documento «no se ajusta a derecho, generando importantes impactos en el mercado eléctrico spot», por lo que también se pide que el Coordinador corrijas las actuaciones realizada mediante la minuta.

En su presentación al Panel, Hidroeléctrica Río Lircay sostiene que opone a la condición de inflexibilidad del GNL, precisando que la discrepancia se presenta «por cuanto, por medio de su Minuta,el CEN ha dispuesto, por sí y ante sí, la aplicación de criterios de programación y operación en relación con el GNLR que son contrarios a la ley, el reglamento y la norma técnica aplicables al GNLR».

Dentro de los argumentos expresados por la empresa se señala que el organismo coordinador ha excedido «su atribución legal en orden a formular programas de operación», agregando que estos criterios son establecidos por la Norma Técnica que actualmente está en proceso de elaboración por parte de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

También se indica que el Coordinador invade el ámbito de atribuciones de la CNE, que es el organismo facultado para la dictación de normas técnicas.

Impactos

La discrepancia además aborda los impactos que generaría la minuta, según la empresa hidroeléctrica: «(…)impone una verdadera regulación económica del mercado totalmente ajena a las atribuciones del CEN, generando transferencias patrimoniales relevantes entre los generadores del mercado,favoreciendo a aquellas empresas deficitarias de energía en los balances de transferencias que mensualmente elabora el CEN, y como contraparte perjudica en forma importante a las empresas que venden sus excedentes de energía eléctrica en el mercado spot, situación esta última en la que se encuentra nuestra representada».

«Lo anterior, teniendo además en consideración que algunas de las empresas favorecidas con la aplicación de la Minuta justa-mente resultan ser las que toman libremente la decisión de importación de GNLR en exceso al requerido por el sistema eléctrico,y coincidentemente son empresas con sustanciales déficits de energía en el mercado spot, que sólo en el mes de julio y agosto alcanzaron la cifra de casi USD$ 100 y USD$ 110 millones respectivamente. Para el mes de septiembre,se estima preliminarmente una baja sustancial de las transferencias económicas,del orden de USD$ 60 millones, producto de la aplicación de la Minuta y su baja artificial de los costos marginales», se informa.

Otra implicancia mencionada es la disminución en el precio de la energía embalsada, «lo cual eleva la probabilidad de uso de dicho elemento en el despacho resultante de la programación de la operación del sistema eléctrico, en circunstancias que nos encontramos en una profunda situación de sequía y déficit de lluvia», contraviniendo los objetivos expresados en decreto preventivo del Ministerio de Energía.