Enap activó un plan para dar a conocer las fortalezas que tienen los activos de la empresa para contribuir al desarrollo del hidrógeno verde, a través de las instalaciones que posee en la Región de Magallanes, así como el know how de sus trabajadores en materia de combustibles.

«El Hidrógeno Verde permitirá el acceso a nuevos mercados y productos a nivel local e internacional y ante ello Enap ha demostrado ser un eficiente vehículo impulsor de negocios en el sector energético», afirma Juris Agüero, director de Innovación y Desarrollo Energético de la estatal.

En términos de infraestructura, la compañía resalta la disponibilidad del complejo industrial en Cabo Negro en Magallanes, donde se cuenta con «servicio de muelles para carga y descargan de diferentes combustibles, un espigón para carga y descarga de equipamiento mayor en Laredo, instalaciones para bodegaje y talleres y un borde costero con posibilidades de desarrollar servicios necesarios para la operación de futuras plantas».

En tanto, en la Refinería de San Gregorio, se encuentra el puerto más próximo a la boca oriental del Estrecho el cual cuenta con un terminal multiboya y un muelle para carga de combustibles y agua.

Los puertos Percy y Clarencia, por su parte,, son los únicos puertos industriales en Tierra del Fuego y se encuentran en Bahía Gente Grande, en la zona norte de la isla. Las áreas en ambas zonas es de aproximadamente 176 y 196 hectáreas, respectivamente Cuentan con terrenos costeros para instalación de plantas de proceso y existe la posibilidad de habilitar algunos servicios básicos necesarios para la operación de futuras plantas.

Enap también destaca el equipo profesional que tiene, «de amplia experiencia que puede prestar servicios de ingeniería, medioambientales y de procesos, junto con contar con experiencia en control de calidad de combustibles y apoyar en las etapas de construcción y ejecución de los proyectos».

«Lo que buscamos es un rol impulsor para que podamos hacer realidad la mayor cantidad de proyectos en esta materia. Esto significa apoyar estos proyectos y buscar todo tipo de acuerdos para que puedan reducir sus inversiones e ingresar en etapa de producción lo antes posible», afirma Juris Agüero.

Bajo este concepto, de apoyar con nuestra infraestructura y conocimiento, los futuros proyectos de Hidrógeno Verde en la región, es que Enap colabora en el proyecto piloto de HIF (Highly Innovative Fuels), que inició oficialmente el 10 de septiembre la construcción de Haru Oni, la iniciativa que producirá combustibles carbono neutros, gracias a la utilización de Hidrógeno Verde proveniente de los fuertes vientos de la Patagonia.