La participación de la generación térmica en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) llegó a 59,6% durante agosto, siendo el petróleo diésel el combustible que anota un mayor crecimiento respecto a 2020, con 982,8%, según indicó el reporte mensual de la Asociación Chilena de Energía Renovable y Almacenamiento (Acera A.G.).

De acuerdo con el documento gremial, el carbón tiene una participación anual promedio de 37,3% en la generación bruta, seguida del gas natural (18,8%) y el petróleo diésel (2,9%). Respecto al año pasado, el carbón registra una expansión de 13,8% y el gas natural una de 14,6%, al igual que la biomasa convencional (26,8%) y la cogeneración convencional 123,2%.

ERNC

Por otra parte, la participación ERNC acumulada del año llega a 23,6% de la matriz eléctrica, luego de que en agosto alcanzara el 26,7%. Dentro de estas tecnologías, la generación solar fotovoltaica lleva un 11% de participación anual, seguida de la generación eólica con 7,7%.

Por su lado, la generación hidroeléctrica, proveniente de centrales de embalse y de paso, tiene una participación de 16,8%. Sin embargo, si se compara con el año anterior, esta tecnología anota una baja de -36%.

Durante el octavo mes del año, la máxima participación horaria ERNC alcanzó 55,2%, produciéndose a las 16 horas del 28 de agosto, lo cual estuvo compuesto de un 61% de energía solar y 29% de energía eólica.