La ministra del Medio Ambiente de Chile y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, hizo un llamo a todos los países, en particular a los grandes emisores, a redoblar sus esfuerzos para enfrentar al cambio climático y comprometerse a alcanzar la carbono neutralidad a más tardar al 2050, tal como lo pide la ciencia.

«Llamo a todos los países, en particular los grandes emisores a sumarse a este urgente desafío global y enfrentar así el cambio climático con la responsabilidad y sentido de urgencia que la sociedad, la ciencia y la vida en nuestra planeta nos demanda», señaló la ministra en su participación en el debate «Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas».

Añadió que «hoy necesitamos mayores esfuerzos globales, mayores números de actores, tanto del mundo público y privado, nacionales, regionales y gobiernos locales, y en particular un mayor número de grandes estados emisores impulsando una acción climática efectiva y el compromiso de alcanzar la Carbono Neutralidad a más tardar el 2050».

La secretaria de Estado enfatizó que el cambio climático es, sin duda, «el mayor desafío que tenemos como generación», por lo que enfrentarlo con decisión y sentido de urgencia «es un imperativo ético, social y económico. No hay sector, industria o actividad que no se vaya a ver profundamente impactados».

Agregó que el reciente informe del IPCC «constituye un nuevo llamado, urgente y claro de la ciencia a todos los países, en particular a los grandes emisores a reducir sus emisiones y cumplir los compromisos que adquirimos bajo el Acuerdo de París para conseguir que el aumento de la temperatura no supere los 1,5° Celsius».

En ese sentido explicó que Chile, pese a ser un pequeño emisor, «ha decidido enfrentar el cambio climático de manera ambiciosa y basado en la ciencia como una política de Estado que trascienda los gobiernos de turno».

También, la ministra destacó que la importancia del océano y su inclusión en la agenda climática como parte integral de la acción climática global para garantizar la integridad de los ecosistemas marinos y costeros.

Asimismo, recordó que el país, en medio de la pandemia del Covid-19, actualizó su NDC, vinculada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y acelerando la descarbonización de la matriz energética. «Esto se tradujo en la importante decisión adoptada en la COP25 donde se estableció el mandato para realizar el primer diálogo sobre océanos y cambio climático que constituyó un hito en el proceso de la Convención y un gran logros ya que unió después de más 25 años de forma inédita dos agendas hasta entonces separadas, la de océanos y la del clima», señaló.

Por último, recordó que Chile, en rol de Presidencia de la COP25, ha liderado con fuerza la Alianza de Ambición Climática para la Carbono Neutralidad al 2050, iniciativa lanzada en 2019 y que reúne a los actores estatales y no estatales comprometidos con la carbono neutralidad a más tardar al año 2050.

Esta alianza, detalló, cuenta hoy con 122 países y más de 3000 organizaciones alrededor del mundo, que representan el 68% del PIB mundial, el 61% de las emisiones globales y más de US$88 trillones de inversión comprometida con la carbono neutralidad a más tardar al 2050.