El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, señaló que la demanda energética podría triplicarse a 2050, en el marco la presentación del informe Preliminar de la Planificación Energética de Largo Plazo (PELP) del Ministerio de Energía, proceso que tiene por objetivo proyectar la demanda y oferta energética del país para distintos escenarios energéticos futuros, en un horizonte de al menos 30 años.

Según la autoridad, en base a las proyecciones de la PELP, en Chile, la demanda eléctrica «podría triplicarse a 2050, pasando de 24% a 73% del uso total de energía, impulsada por la electrificación de las ciudades, el transporte y los procesos industriales».

Jobet enfatizó la importancia de seguir promoviendo la inserción de fuentes renovables a gran escala y a nivel distribuido. «La generación distribuida, actualmente cercana a 90 MW, a 2030 alcanzaría niveles entre 3.500 MW y 4.700 MW. Mientras que al 2050 podría alcanzar entre 5.500 MW y 8.000 MW».

«Es importante promover la generación distribuida porque permite acercar las fuentes renovables al consumo, sin necesidad de esperar infraestructura de transmisión, transformándose así en un relevante aporte complementario al crecimiento del sector», agregó.

Almacenamiento e Hidrógeno verde

El Ministerio destacó el hecho de que, por primera vez en una PELP, se incorpora «de forma exhaustiva y detallada distintas alternativas de almacenamiento y energías gestionables en la modelación, como baterías tipo BESS, bombeo hidráulico, baterías de Carnot, hidrógeno, aire comprimido, y concentración solar de potencia. El análisis demuestra la importancia de habilitar señales de inversión para incorporar almacenamiento que complemente la generación renovable».

En cuanto a hidrógeno verde, las proyecciones de la PELP refuerzan la relevancia de incorporar hidrógeno verde en las distintas industrias. Y señala que el transporte de carga representaría un 59% de los consumos nacionales de este energético , mientras que la minería lo haría entre 24% y 33%.