A medida que las tecnologías disruptivas de Internet  de las Cosas (IoT) generen un aumento en la demanda de centros de datos  no todos los propietarios estarán igualmente equipados para manejar los nuevos niveles de agilidad operativa requeridos. Sin embargo, si los riesgos y las deficiencias dentro de los sistemas de centros de datos existentes y las estrategias de gestión relacionadas se reconocen con la suficiente antelación, las partes interesadas mejorarán las posibilidades de realizar una transición sin problemas hacia un futuro más dinámico.

Así lo indica un análisis realizado por Schneider Electric, donde se destaca el programa Green Premium para  guiar a los propietarios de centros de datos en su búsqueda para formalizar aún más los esfuerzos de sostenibilidad.

Como contexto, la empresa sostiene que, a medida que las tecnologías disruptivas de IoT generen un aumento en la demanda de centros de datos, «se necesitarán infraestructuras de centros más sostenibles, eficientes, adaptables y resilientes si los propietarios quieren sacar provecho de esta oportunidad de crecimiento».

Es así como Schneider Electric considera que los usuarios buscarán propietarios de centros de datos para implementar enfoques más diversos para habilitar sus migraciones a la nube y al Edge, y así ayudarlos «a construir ecosistemas de socios más sólidos y esperarán más apoyo en sus esfuerzos por incorporar ofertas como servicio para sus clientes».

Otro aspecto que contempla el análisis de la compañía es que los centro de datos del futuro se integren y adapten a los datos completos de sostenibilidad de las cadenas de suministro upstream y downstream de una empresa: «Más allá del simple seguimiento de las emisiones de la empresa, la noción de emisiones de Alcance 3 (o emisiones basadas en la cadena de suministro) deberá ser monitoreada, capturada, analizada, comparada y publicada».

«Los operadores de centros de datos pueden comenzar a administrar las emisiones de Alcance 3 al involucrar y evaluar primero a los proveedores y socios que ya han logrado reinar en sus emisiones de Alcance 1 y 2 (emisiones directas de fuentes que la organización posee o sobre las que tiene control, y emisiones indirectas de la generación de electricidad, calefacción y refrigeración que compran)», agrega.

Foto FNV 1

Cuatro pilares

De acuerdo con la empresa eléctrica, para adaptarse a estas crecientes demandas del mercado, los propietarios de centros de datos deberán aumentar el rendimiento en estas cuatro áreas importantes:

Eficiencia: Las eficiencias del centro de datos, que a menudo abarcan sólo las eficiencias de rendimiento de procesos y hardware, pronto tendrán que incluir las eficiencias de recursos humanos, Capex y TCO. Al instrumentar dispositivos con sensores inteligentes y al agregar más servicios digitales y capacidades de monitoreo remoto, los centros de datos podrán impulsar flujos de trabajo de recursos humanos más eficientes que resultará en muchos menos casos de tiempo de inactividad imprevisto.

Flexibilidad: A medida que las empresas de todo el mundo se esfuerzan por aumentar la flexibilidad mientras navegan por condiciones de trabajo poco ortodoxas y cadenas de suministro impredecibles, ha surgido una nueva mentalidad para permanecer en el negocio: acelerar su capacidad para entregar bienes y servicios con la velocidad y precisión de Amazon. Si los clientes se adaptan a estas nuevas realidades del mercado, también deben hacerlo las instalaciones de sus centros de datos. Surgirán diseños de centros de datos mucho más flexibles que permitirán a los propietarios de centros de datos girar y escalar rápidamente hacia arriba o hacia abajo según sea necesario para manejar el futuro incierto.

Adaptar estos desafíos de tiempo de entrega más agresivos del mercado también requerirá capacidad de cómputo, energía y enfriamiento del centro de datos preconstruido en forma de centros de datos emergentes modulares y en contenedores. Estos bloques escalables de activos de infraestructura del centro de datos llegarán listos para operar y serán rápidos de implementar tanto en interiores como en exteriores.

Resiliencia: Al incorporar procesos, programas, herramientas y recursos que permiten una exposición mínima a peligros y riesgos asociados (como apagones imprevistos) y una reacción y recuperación rápidas de eventos no planificados, los propietarios de centros de datos estarán en una posición mucho más fuerte para controlar sus destinos durante los tiempos. EcoStruxureTMIT de Schneider Electric, por ejemplo, recopila automáticamente valores de sensores de infraestructura crítica de forma regular y envía esos datos a un lago de datos centralizado en la nube. Luego, esos datos se combinan con otros datos recopilados de miles de otros sitios de clientes de Schneider Electric.

Una vez en el lago de datos, se compara el comportamiento de los activos en muchas marcas de equipos y en varios sitios. Todas las acciones tomadas en respuesta a las alarmas se rastrean utilizando datos relacionados con el comportamiento del equipo antes y después de un incidente. Este resultado proporciona un registro claro de las acciones y sus consecuencias, positivas y negativas.

Ciberseguridad: Se requerirá una red de seguridad integrada de ciberseguridad avanzada en cada uno de estos cuatro pilares del centro de datos del futuro. Se desarrollarán nuevos marcos de ciberseguridad que permitirán la migración a un entorno de seguridad más holístico y que tendrán en cuenta tanto las nuevas tecnologías que ingresan como las tecnologías heredadas que requieren un fortalecimiento de sus niveles de ciberseguridad.

“Afortunadamente y gracias a las políticas y tecnologías que hemos implementado, Schneider Electric ha aprendido las lecciones de su propio viaje digital para desarrollar una estrategia de ciberseguridad por diseño y un marco de desarrollo tecnológico, que sirve como base para ayudar a los centros de datos a modernizar sus estrategias de ciberseguridad. Al ejecutar el doble objetivo de producir productos ciberseguros y ofrecer servicios de ciberseguridad que sean aplicables a los centros de datos, Schneider Electric se ha establecido como un líder en ciberseguridad en el ámbito de la infraestructura de refrigeración y energía de los centros de datos», concluye, Francisca Naranjo, Responsable del segmento de Data Center y Finanza de Schneider Electric en Chile.