El director ejecutivo de Asociación de Transmisores de Chile, Javier Tapia, señaló la importancia que el sector eléctrico avance «hacia mayor supervisión de la competencia», debido al desarrollo que está alcanzando la industria en el país.

El representante gremial participó en el seminario del Cigre «Los Desafíos de la Institucionalidad Eléctrica Chilena», donde además sostuvo que en el segmento de la distribución se replicará este escenario. “Con el proyecto de comercialización que se quiere introducir vamos a tener nuevos problemas de competencias en esa parte (redes inteligentes, medidores inteligentes)”.

“Aparte de los problemas tradicionales de monopolio, que es la tarificación, los problemas de acceso y desarrollo en transmisión son esenciales para la competencia, pero no podemos sacar el ojo de los problemas tradicionales de acceso y desarrollo”, agregó.

Por su parte, Deninson Fuentes del Campo, jefe del Departamento Eléctrico de la Comisión Nacional de Energía (CNE), planteó la importancia de ser cuidadoso a la hora de desarrollar sistemas de transmisión, por lo que señaló que se deben considerar algunas medidas de corto plazo.

«Que se puedan colocar en servicio en ordenes de tiempo más acotados pero que no necesariamente están en la parte de la urgencia ni tampoco en esta perspectiva gigante de hacer tremendas obras de infraestructura que pueden ser útiles, pero no podemos quedar tampoco con elefantes blancos», afirmó.

Transmisión

En la módulos también participó Daniel Salazar, socio director de energiE, quien señaló la necesidad de desarrollar un sistema de transmisión como «habilitador de la competencia, por lo que se requiere balancear el uso intensivo y casuístico que surge de la proliferación de obras urgentes, para que el proceso de expansión de la transmisión no termine siendo un proceso decorativo».

«Nos enfrentamos a un periodo complejo de gestionar, en donde las próximas autoridades deberán hacerse cargo de la mochila de congelamiento y distorsiones tarifarias que se han acumulado durante los últimos años. Y junto con lo anterior, desafiar y liderar el desarrollo de la industria para la transición, lo cual requiere un ambiente de mercado más sano y robusto», aseguró.

Agregó que el sector energético tiene un diseño institucional #adecuado para las funciones y definiciones esenciales que requiere el mercado. Pero otra cosa es el nivel de ambición con que cada institución cumple su propósito o ejerce su rol, o el nivel de confianza y certezas que éstas transmiten a la industria#.