Enel Chile informó que el Coordinador Eléctrico Nacional autorizó la entrada en operación comercial de la subestación seccionadora 220 kV Nueva Lampa de Enel Transmisión, adjudicada a Enel al ganar la licitación internacional en 2017.

De acuerdo con lo indicado por la empresa eléctrica, para la construcción de esta infraestructura se utilizó por primera vez en Chile la tecnología GIS Outdoor.

La subestación Nueva Lampa cuenta con cuatro paños de 220 kV que permite la conexión de 4 circuitos de línea, junto con espacio para otras 6 futuras conexiones de líneas de Alta Tensión.

«Los trabajos incluyeron la construcción de una nueva torre de Alta Tensión, entre otros trabajos de mejora y modernización que darán seguridad y flexibilidad operacional para el sistema nacional, especialmente el seccionamiento de la línea 2×220 kV Cerro Navia – Polpaico de propiedad de Transelec, que es fundamental para traer la generación desde el norte hacia la zona central#, señaló la compañía.

Enel destacó el trabajo de las personas que llevaron a cabo esta obra, «superando las dificultades derivadas del estallido social y la pandemia».