La PlataformaH2 Argentina, una coalición de instituciones académicas especializadas en energía, presentó a las autoridades legislativas y presidentes de las comisiones de energía de ambas cámaras en el Congreso Nacional y a autoridades del Poder Ejecutivo Nacional del país vecino, un documento que contiene una propuesta normativa para impulsar el debate en torno a un régimen de promoción del hidrógeno en ese territorio.

Andrea Heins, presidente del Cacme y miembro de la PlataformaH2 Argentina, señaló que la iniciativa «trata de impulsar un debate legislativo que hoy está demorado, nuestro país necesita construir un marco normativo y un conjunto de decisiones que permitan impulsar la industria del hidrógeno».

«Nuestra propuesta busca contribuir a una discusión necesaria y que no debería demorarse», agregó la autoridad trasandina.

Según explican desde la plataforma, el régimen que se propone promueve la innovación, el desarrollo, la producción y exportación del hidrógeno de origen renovable «como combustible y vector de energía y como insumo para procesos químicos e industriales».

Del mismo modo, las acciones que se promueven están diseñadas para contribuir «a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y al cumplimiento de las metas nacionales de mitigación».

Juan Carlos Villalonga, de Globe International, otro miembro de la organización, explicó que Argentina «necesita construir acuerdos en esta materia porque representa además una oportunidad para la industria local y un posible rubro de exportación, por eso deben diseñarse desde ahora los instrumentos que promuevan la inversión y un desarrollo industrial de largo plazo».

La propuesta

Según PlataformaH2 Argentina, se propone diseñar una «Estrategia Nacional del Hidrógeno 2030», la que deberá contar con objetivos y metas precisas a alcanzar al final de esta década, estableciendo -por ejemplo- un porcentaje de consumo nacional de hidrógeno de origen renovable, alcanzando un mínimo del 35% para 2030.

Asimismo, en el terreno de las distinciones entre el «Hidrógeno Verde» o «Hidrógeno azul» indica que el Hidrógeno de origen renovable (verde) es el obtenido mediante la electrólisis del agua utilizando energía eléctrica provista por fuentes renovables, considerando a las renovables como las definidas por la ley 26.190.

La propuesta fue desarrollada a partir de una serie de seminarios realizados durante 2020, una consulta abierta en la que se recibieron aportes y posteriormente en base a la realización de entrevistas particulares con empresas y actores del sector. «Esperamos acelerar esta discusión en el parlamento y colaborar para alcanzar acuerdos que se puedan sostener en el tiempo, algo esencial para los objetivos de un régimen de este tipo» indican desde la Plataforma.