La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA A.G.), espera que el futuro reglamento en torno al Mercado de Bonos de Carbono incorpore una corrección a las actuales compensaciones que deben realizar los generadores de Energías Renovables No Convencionales a los desarrolladores que tienen centrales que generan emisiones.

El ejecutivo indica que el gremio está procesando las observaciones en torno al documento que se encuentran en consulta pública, cuyo plazo termina el 3 de septiembre.

¿Qué le parece el reglamento del mercado de bono de carbono? ¿qué aspectos destaca?

En general, todas las medidas que vayan en línea con fomentar y desarrollar acciones para reducir las emisiones son siempre positivas y bien vistas por la Asociación. Siempre hay que destacar que este tipo de mercados lo que busca es tratar de financiar la reducción de emisiones más costo efectiva posible. Ahora siempre se genera la duda que de cuál es el mercado potencial que realmente se abre para este tipo de compensaciones sobre todo por considerando el valor que todavía tiene el impuesto a las emisiones ya que este también puede servir como un incentivo para poder participar de este mercado. Pienso que con un valor de impuesto de US$5, no es tan atractivo y podríamos mejorar en ese sentido.

¿Este reglamento viene a perfeccionar este atributo?

Lo que lo hizo la Ley es crear esta posibilidad de generar compensaciones y el reglamento lo que viene a hacer es implementar esa decisión que está en la ley. Ahora, siendo todo esto positivo, es fundamental -a mi juicio- tener claro que el valor del impuesto todavía no es suficientemente alto y que requiere aumentarse. Sin embargo, para esto necesario corregir algunas distorsiones en el impuestos a las emisiones que todavía están haciendo que las energías renovables paguen compensaciones a empresas termoeléctricas que emiten. Antes de pensar en subir el impuesto hay que hacer estos arreglos y la ley y el reglamento se debe hacer cargo de esta situación.

¿Acera queda conforme con los cambios propuestos?

El reglamento está en proceso de consulta pública y seguramente, es muy probable, que hagamos observaciones al reglamento. Pensamos que es muy relevante que haya urgencia en todas las medidas asociadas al cambio climático. Desde esa perspectiva, todavía nos queda la duda si esta medida, tal cual como se está planteando, se hace cargo de la urgencia que estamos viviendo. Llegar a la carbono neutralidad al 2050, si bien es una meta ambiciosa es algo que tenemos que tratar de adelantar. Lo que nosotros esperamos es que se haga las correcciones en la ley para evitar que las empresas renovables sigan compensando a algunas empresas emisoras del mercado eléctrico.

¿Acera entregó sus observaciones en el proceso de consulta pública? 

Este proceso no ha terminado. La consulta pública termina el próximo 3 de septiembre y nosotros estamos en proceso de análisis y de recolección de observaciones. Así que no puedo adelantar las observaciones detalladas, aunque sí podemos resumirla en materias generales: Primero, mirarlo de manera positiva porque siempre es bueno avanzar en este tipo de implementaciones. Segundo, es muy relevante darle una mirada de cuál va a ser el mercado real de compensaciones que se va ir generando. Tercero, que sea absolutamente coherente con las metas que queremos lograr. Y cuarto, corregir esta distorsión que hay en la ley que tiene como resultado que las energías renovables paguen parte de las compensaciones del impuesto a algunas empresas termoeléctricas que tienen emisiones.

A su juicio, ¿qué es lo que se requiere para que los impuestos verdes contribuyan realmente a la descarbonización?

De alguna forma, lograr tener una trayectoria creciente y conocida con aumento del impuesto con la condición de que se limite esta distorsión que hay en la ley que está teniendo como resultado que las energías renovables paguen este tipo de compensaciones a las empresas que emiten.